24 de noviembre de 2020
30 de septiembre de 2006

Sri Lanka.- El negociador ceilandés espera que los Tigres Tamiles vuelvan a la mesa de negociación en octubre

NUEVA YORK, 30 Sep. (EP/AP) -

El principal negociador del Gobierno de Sri Lanka para el proceso de paz con los Tigres de Liberación de la Tierra Tamil (LTTE), Palitha Kohona, afirmó que espera que los rebeldes regresen a la mesa de negociación en octubre y que asuman que no alcanzarán su quimera independentista a través de la violencia.

Kohona, principal responsable del secretariado de paz del Gobierno, afirmó que un mediador noruego visitará Sri Lanka la semana que viene para intentar alcanzar un acuerdo sobre las fechas y la agenda del encuentro con los rebeldes.

"El Gobierno ha declarado en repetidas ocasiones que volverá a la mesa de negociación", afirmó Kohona. "Hemos pedido a los noruegos que asuman un papel más activo en la gestión del próximo encuentro, y, por supuesto, estaremos en la negociación", señaló.

"Nuestra única preocupación es que los Tigres Tamiles no utilicen una posible tregua, cualquier tipo de cese de las hostilidades para reagruparse y rearmarse", como han hecho en el pasado, declaró Kohona.

"Desde mi punto de vista es una desgracia que se haya producido un repunte de la violencia", afirmó, "porque ambas partes se reunieron a principios de año en Ginebra con la intención de negociar algún tipo de acuerdo, y en consecuencia se fijó una fecha para continuar con las negociaciones en abril".

"Pero los Tigres Tamiles no acudieron a la cita. Sólo dieron excusas, excusas interminables para no volver a las negociaciones. Y, por supuesto, una cosa llevó a la otra", afirmó.

Kohona subrayó que existe "una situación de incertidumbre en el país" y el Gobierno quiere encontrar una salida negociada para garantizar la dignidad de todos los ceilandeses, incluidas las minorías.

"Así que lo que esperamos es que los Tigres Tamiles pongan fin a su campaña de terror y violencia y vuelvan a la mesa de negociación tan pronto como sea posible", apuntó.

Kohona reiteró que el Gobierno "considerará un grado máximo de descentralización para los tamiles, pero sin dejar de ser un sólo país, un país no dividido".

Según el Gobierno de Sri Lanka, el LTTE rechaza volver a la mesa de negociaciones porque creen que la violencia les otorga la iniciativa.

"Es posible que piensen que pueden alcanzar sus objetivos a través de la violencia y el terrorismo", afirmó, "y lo que esperamos por nuestra parte es que ellos abandonen su sueño y vuelvan a la mesa de negociación, tal como hemos visto en otros muchos lugares del mundo".

Puso como ejemplo a los rebeldes de Aceh (Indonesia), el IRA (Reino Unido) y a ETA (España) que "fueron grupos terroristas", pero que han decidido resolver sus diferencias y conseguir sus objetivos políticos a través de medios pacíficos.

Kohona afirmó que, para el LTTE, "el sueño de la independencia continuará siendo un sueño". "Es muy importante reconocer la realidad y resolver el conflicto tal como se ha hecho en otras partes del mundo que vivían situaciones similares, asumiendo una solución que sea aceptable para todas las partes", concluyó.