23 de agosto de 2019
  • Jueves, 22 de Agosto
  • 23 de junio de 2009

    Suecia, próxima presidencia de la UE, convoca al embajador iraní en Estocolmo para expresarle su preocupación

    ESTOCOLMO, 23 Jun. (Reuters/EP) -

    El Gobierno sueco ha convocado al embajador iraní en Estocolmo para expresarle su preocupación por la violencia desatada tras las elecciones presidenciales del 12 de junio, que ha provocado al menos 20 muertos entre los manifestantes que han salido a las calles para pedir la anulación de los comicios por presunto fraude.

    Suecia, que asumirá el próximo 1 de julio la presidencia de la UE, manifestó su inquietud por los sucesos ocurridos en el país persa después de las elecciones, cuyos resultados oficiales dan como virtual ganador al mandatario Mahmud Ahmadineyad, así como por las restricciones impuestas a los medios de comunicación extranjeros, informaron fuentes del Ministerio de Exteriores.

    La actual presidencia checa de la UE pidió ayer a los 27 Estados miembros que consideraran convocar a los respectivos embajadores o enviados iraníes para expresarles su "profunda repulsión" por la violencia postelectoral en la República islámica.

    En un comunicado, la presidencia checa aseguraba que el Gobierno de este país ya había convocado al jefe de la legación diplomática en Praga para rechazar las denuncias iraníes acerca de la presunta injerencia de Occidente en los asuntos internos del país persa.

    Teherán acusó de nuevo a los países occidentales, sobre todo a Estados Unidos, Reino Unido y Francia, de fomentar "la anarquía y el vandalismo" al "apoyar a los alborotadores" en las protestas sin precedentes que están teniendo lugar en el país persa tras las denuncias de fraude en las presidenciales.