26 de mayo de 2019
14 de enero de 2008

Suharto sigue muy grave y los médicos destacan su "extraordinario espíritu de lucha"

Suharto sigue muy grave y los médicos destacan su "extraordinario espíritu de lucha"
REUTERS

YAKARTA, 14 Ene. (Reuters/EP) -

Los médicos del hospital Pertamina de Yakarta continúan tratando de salvar la vida al ex presidente de Indonesia Suharto, que permanece enfermo de gravedad. El representante de los servicios médicos del hospital, Mardjo Soebiandono, se mostró hoy preocupado por el pulmón izquierdo del paciente, aunque alabó la resistencia del ex dirigente manifestando que "su espíritu de lucha es extraordinario". El propio Soebiandono aclaró que las probabilidades de que sobreviva están "al 50 por ciento".

Soebiandono informó de que Suharto ha respondido a estímulos, abriendo los ojos y agarrando a los médicos y de que "la condición general y las funciones de su corazón han mejorado". Sin embargo, Suharto, que estuvo al frente del país durante más de tres décadas, sigue conectado a un respirador y los médicos aseguraron el domingo por la mañana que su estado de salud había empeorado de nuevo por su pulmón derecho, que está encharcado y amenaza con fallar de nuevo.

Suharto está recibiendo antibióticos para contener la infección en su pulmón, que tiene manchas negras, según aseguró el especialista pulmonar Hadiarto Mangunnegoro.

PROCEDIMIENTOS LEGALES

Suharto recibió la visita del ex presidente de Malasia, que gobernó al mismo tiempo que Suharto, Mahatir Mohamad, de 82 años de edad. El ex dirigente malasio abandonó el centro de salud junto a su mujer y no hizo declaraciones. Sin embargo, el ex secretario de Estado indonesio Moerdiono dijo que Mahatir había susurrado al oído del paciente y rezado en el interior del hospital.

El gravísimo estado de salud en que se encuentra Suharto arroja dudas sobre si es propio seguir con los procedimientos legales para condenarle por corrupción, lo que ha provocado un serio debate en Indonesia. El propio presidente, Susilo Bambang Yudhoyono, ha salido al paso en el asunto zanjando que no es el momento adecuado para discutirlo. En cualquier caso, tanto Suharto como su familia han negado en repetidas ocasiones las acusaciones vertidas sobre ellos.

Suharto permanece ingresado desde que el pasado 4 de enero se le diagnosticara anemia y baja presión sanguínea provocada por un fallo multiorgánico en pulmón, corazón y riñón y permanece conectado al respirador desde el pasado viernes.

Ya se han llevado a cabo los preparativos para su entierro cerca de Solo, la ciudad real javanesa.