Suiza desoye el ultimátum de Bruselas para aglutinar todos sus acuerdos en un único tratado

Suiza desoye el ultimátum de Bruselas para aglutinar todos sus acuerdos en un único tratado
7 de diciembre de 2018 REUTERS / ARND WIEGMANN

ZÚRICH, 7 (Reuters/EP)

El Gobierno de Suiza ha pedido más tiempo para emprender consultas políticas sobre el futuro tratado que regirá las relaciones con la Unión Europea, a pesar de que desde Bruselas se había dado este viernes como ultimátum para tratar de dar pasos en firme con los que redibujar el actual escenario.

Suiza dispone en la actualidad de un amalgama de 120 acuerdos sectoriales bajo cuyo paraguas pivotan las relaciones con su principal socio comercial. Sin embargo, Bruselas lleva una década reclamando un tratado que aglutine todos estos pactos y que sirva de plataforma para la resolución de disputas.

Fuentes europeas han amenazado con limitar la actividad de los bancos y los agentes de Bolsa en el mercado suizo como castigo si el Gobierno no respaldaba claramente el acuerdo antes de este viernes, pero por ahora parece que no habrá avances.

El Ejecutivo helvético se ha limitado a "tomar nota" del borrador, sin aclarar si apoyará el texto que se ha negociado durante más de cuatro años y por el que Bruselas lleva más de una década trabajando. El actual jefe de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha reclamado cerrar el tratado antes de que concluya su mandato, en 2019.

El Gobierno de Suiza prevé abrir un proceso de consultas políticas y aplaza la decisión en firme al menos hasta la primavera del próximo año, una vez se haya aclarado si el pacto sobre la mesa respeta o no los intereses del país. Las dos partes han admitido que el proceso de salida de Reino Unido de la UE no contribuye a agilizar las cosas.

Tanto los movimientos europeístas como la ultraderecha consideran que el acuerdo interfiere en la soberanía suiza, lo que deja a la coalición de Gobierno --conformada por cuatro partidos-- sin los apoyos suficientes para aprobar por ahora un acuerdo que, entre otras propuestas, amenaza con revisar las leyes que protegen los altos sueldos locales.

LA UE PIDE UNA PRONTA RESOLUCIÓN

La Comisión Europea, por su parte, ha expresado en un comunicado su "respeto" por el "deseo" del Gobierno suizo de consultar a todos los actores nacionales afectados por este acuerdo antes de enviarlo al Parlamento para garantizar así que el texto recaba el mayor apoyo posible.

No obstante, ha subrayado que seguirá "estrechamente" el proceso. "Esperamos que la consulta sea rápida y que su resultado sea positivo, dado que esto es necesario para poner la relación entre la UE y Suiza sobre unos cimientos institucionales sólidos", ha indicado.

El Ejecutivo comunitario ha querido dejar claro que "el texto final publicado hoy, incluidos sus anexos y protocolos, fue acordado por los negociadores de la UE y Suiza y es fruto de largas, intensas y constructivas negociaciones" entre las partes. "Es el mejor resultado posible", ha asegurado.

También ha querido enfatizar "el tiempo, el esfuerzo y la voluntad política" que ha puesto la UE para responder a las preocupaciones de Suiza. Así, ha recordado que Juncker ha hablado 23 veces con cuatro presidentes suizos, ha habido 32 rondas de negociaciones técnicas y el comisario de Vecindad, Johannes Hahn, se ha visto en siete ocasiones con su homólogo suizo desde el pasado mes de enero y han hablado otras muchas.

"Hemos mostrado gran flexibilidad, al mismo tiempo que hemos respetado los intereses de los estados miembro, en la búsqueda de una solución para el disputado acuerdo y las llamadas 'medidas colaterales' de la parte suiza", ha destacado el órgano colegiado.

Con todo, la Comisión Europea ha indicado que tendrá que discutir y valorar la situación, incluida la decisión sobre la Bolsa suiza, y "considerar los próximos pasos". El Ejecutivo comunitario se reunirá el 11 de diciembre para abordar este asunto.

La nota de las autoridades europeas rezuma cierto molestar, entre otras cosas, porque el borrador del acuerdo se ha filtrado a la prensa y, al parecer, el origen sería la parte suiza. La publicación de lo pactado antes de que sea oficial podría perjudicar el proceso.

Contador

Últimas noticias