15 de septiembre de 2019
18 de octubre de 2014

Los supervivientes del ébola encuentran una nueva razón para vivir: ayudar a los enfermos

- MSF resalta la labor que están haciendo asesorando a los pacientes y concienciando a la población sobre el virus

  • Los supervivientes del ébola encuentran una nueva razón para vivir: ayudar a los enfermos
ANA LEMOS /MSF

   MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Entre un 30 y un 40 por ciento de las personas que contraen ébola superan la mortífera enfermedad. Los que lo hacen, aunque inmunizados, tienen que enfrentarse en la mayoría de los casos al estigma que acompaña a este virus, viéndose marginados por sus comunidades y en algunos casos por sus propias familias, por lo que la posibilidad de ayudar a otros enfermos o concienciar a la población se ha convertido para muchos de ellos en una "nueva razón para vivir".

   Uno de ellos es Zayzay Mulba, que actualmente ayuda prestando apoyo psicosocial en el centro de tratamiento que Médicos Sin Fronteras (MSF) tiene en Monrovia. Según relata, el día que le dijeron que tenía ébola lloró "abundantemente" porque hasta ese momento había "dudado de la existencia" de este virus".

   Nueve días después de su ingreso en el centro, consiguió recuperarse y fue dado de alta. Ahora, tiene claro que "las personas afectadas por la enfermedad tienen una oportunidad de sobrevivir si buscan atención en un centro de tratamiento". Por eso, "comparto mi historia para transmitir que tener ébola no es una sentencia de muerte".

   Mulba está muy agradecido al personal de MSF "por salvarme la vida, le han dado un nuevo significado a mi vida". En estos momentos, ayuda en el centro de MSF a "cuidar de los pacientes que están luchando contra el virus" y comparte con ellos sus propia experiencia.

MSF141529.jpg

EL ÉBOLA, "UNA ENFERMEDAD DE OTRO PLANETA"

   Como él, Salomé Karwah también sabe lo que es vencer al ébola. La joven acudió al centro de MSF en Monrovia junto con varios miembros de su familia y ha sufrido la pérdida de sus padres por esta enfermedad. "El ébola es como una enfermedad de otro planeta", "causa tanto dolor que puedes sentirlo en tus huesos", explica.

   Pese a haber perdido a sus padres asegura estar "feliz de estar viva" y cree que ella, su hermana, su sobrina y su prometido se salvaron porque Dios "nos quería vivos con un propósito". En su caso, tiene claro que era para poder a ayudar a los pacientes con ébola en el centro.

   "Me gusta ayudar a la gente y eso es lo que me trajo aquí. Mis esfuerzos aquí podrían ayudar a otros a sobrevivir", subraya. Ahora, les recuerda a los pacientes la importancia de comer y beber "aunque no tengan apetito" y les explica que ella ha "pasado por lo mismo". "Estoy feliz con mi nuevo papel", los supervivientes de ébola "podemos ayudar a otras personas a recuperarse", subraya.

   Personas como Salomé y Zayzay "tienen una importancia muy grande", reconoce Louise Annaud, responsable de comunicación de MSF Suiza y que ha estado en dos ocasiones en Guinea desde que se declaró el brote. "Están muy motivados y piensan que es casi un deber cívico el ocuparse de otros enfermos", precisa.

MSB13809.jpg

AYUDAN A LOS PACIENTES

   Dentro de los centros de tratamiento, explica, "hablan con los enfermos y sus familias" y comparten con ellos sus propias experiencias. Además, "les ayudan a comer y beber", una parte fundamental del tratamiento para superar el ébola, enfermedad para la que no hay cura, y les aconsejan, ya que "conocen muy bien los síntomas", y "les dan ganas de vivir", explica Annaud.

   El ébola genera mucho "miedo" en la población, por lo que muchos pacientes "no tienen esperanzas de vivir" pero los supervivientes "les explican que es posible superar" la enfermedad.

   Los supervivientes también están desempeñando un papel clave en la "concienciación" de la población en general de que hay personas "que no se mueren por el ébola y que no suponen un riesgo para el resto y no tienen secuelas", subraya la portavoz de MSF. En Guinea, ha precisado, algunos de ellos están haciendo llegar el mensaje por radio pero aún tienen miedo a "mostrar la cara" en la televisión por la "estigmatización" que rodea al ébola.

   Asimismo, algunos supervivientes en Gueckedou, en el sur de Guinea y donde empezó el brote, han comenzado a crear asociaciones y centros en los que, entre otros, se atiende a bebés y niños que han quedado huérfanos.

REINSERCIÓN DE LOS SUPERVIVIENTES

   Por su parte, el responsable de operaciones de MSF España en África Occidental y Sahel, Luis Encinas, ha incidido en la importancia de la "reinserción psicosocial" de los supervivientes. En declaraciones a Europa Press, ha explicado que a aquellos que logran superar la enfermedad en los centros de la ONG se les entrega un "certificado" y además se lleva a cabo un "evento en su comunidad" en el que se pone de manifiesto que está curado.

   El objetivo de este gesto, que incluye un abrazo con el paciente, es "demostrar que no es contagioso" para facilitar su aceptación por sus familiares y vecinos, señala Encinas. Además, se les facilita un "kit con ropa, utensilios de cocina y ropa de cama entre otros", ya que todo lo que llevaban al entrar en el centro, en muchos casos sus únicas pertenencias, deben destruirse.

   Asimismo, ha precisado, MSF ha llegado a un acuerdo con el Programa Mundial de Alimentos (PAM) para que la agencia de la ONU facilite ayuda alimentaria durante dos meses a los supervivientes, ya que se sabe de casos de "algunos a los que se ha pedido un precio más caro en el mercado por un kilo de arroz solo por el miedo" al contagio que generan.

   Encinas ha incidido en la importancia del "apoyo psicosocial" a los supervivientes, su reinserción en la sociedad, ya que en Africa en mucho más familiar y comunitaria. "La salud no solo es bienestar físico y mental, es también bienestar social", ha defendido.

   Por ello, ha considerado comprensible que algunos de los médicos y enfermeros locales que han enfermado y han conseguido superar el ébola, se muestren reticentes a volver a sus puestos de trabajo. Muchos tienen un "trauma, han visto la muerte de cerca y necesitan una fase de adaptación", además, en algunos casos sus familias no lo entienden.

Para leer más