5 de marzo de 2021
25 de junio de 2014

El Supremo dictamina que la Policía necesita autorización para revisar los móviles de los detenidos

NUEVA YORK, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha dictaminado este miércoles que la Policía necesita tener una orden judicial para poder revisar los teléfonos móviles de las personas que detiene, en una sentencia que supone un hito en la protección de la privacidad en la era digital.

En la sentencia, el magistrado jefe John G. Roberts ha defendido que la gran cantidad de información y datos que contienen los teléfonos móviles actuales debe estar protegida de la inspección rutinaria de los agentes, informa el 'New York Times'.

El Supremo se ha pronunciado así tras escuchar el pasado mes de abril dos casos sobre esta cuestión. El primero de los casos era el de un hombre de San Diego detenido en 2009 porque había expirado el registro de su coche y en cuyo vehículo los agentes encontraron armas cargadas.

Al inspeccionar su teléfono, encontraron también entradas relacionadas con una banda callejera. En un examen más exhaustivo, se consiguió vincular al detenido con un tiroteo por el que posteriormente fue condenado por intento de asesinato. Un tribunal de apelación de California estableció que ninguno de los dos registros se había hecho con autorización.

El segundo caso se refiere a un hombre detenido en Boston en 2007 y acusado de posesión de armas y delitos de drogas, al que también los agentes revisaron su móvil. Un tribunal de apelación de Boston rechazó el año pasado las pruebas que se extrajeron del teléfono.

Los tribunales estadounidenses han venido permitiendo las inspecciones de teléfonos sin orden judicial de los arrestados, argumentando que están justificadas por la necesidad de proteger a los agentes y para evitar la destrucción de pruebas. Por su parte, el Departamento de Justicia había afirmado que la antigua norma debería aplicarse también a los nuevos aparatos.

Para leer más