3 de agosto de 2020
8 de julio de 2020

Tailandia certificará que los productos del coco no son fabricados mediante el trabajo de monos

Tailandia certificará que los productos del coco no son fabricados mediante el trabajo de monos
Un mono en la ciudad de Lopburi, en Tailandia - 2004 GETTY IMAGES / PAULA BRONSTEIN - ARCHIVO

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Tailandia ha anunciado este miércoles que certificará que los productos del coco vendidos y exportados por el país asiático no son fabricados mediante el trabajo a escala industrial de monos para obtener estas frutas.

El ministro de Comercio tailandés, Jurin Laksanawisit, ha indicado que el acuerdo ha sido alcanzado tras una reunión con empresarios dedicados a la producción y exportación de productos del coco, a raíz de la denuncia formulada la semana pasada por la organización PETA.

Así, ha señalado que esta certificación garantizará el origen de la producción e incluirá un código en el producto para garantizar su trazabilidad, según ha recogido el portal tailandés de noticias Inn News.

Jurin ha destacado además que invitará próximamente a diplomáticos extranjeros, periodistas y organizaciones privadas para que visiten varias fábricas para asegurarse de que en el país no se utilizan monos a escala industrial para la recogida de cocos.

El ministro afirmó el lunes que algunos agricultores del país entrenaron a monos para esta tarea y reconoció que esta práctica sigue existiendo, si bien incidió en que tiene lugar a pequeña escala y en general con fines turísticos.

"La recogida de cocos a escala industrial por parte de monos ya no existe en Tailandia", dijo, en medio de un intenso debate sobre este asunto en el país asiático. Diversos políticos se han posicionado a favor de esta práctica durante las últimas horas.

En este sentido, el secretario general del partido Kla, Atavit Suwanapakdi, ha comparado el uso de monos para recoger cocos con el uso de cerdos para la búsqueda de trufas en algunos países occidentales.

"En nuestra cultura, el lazo entre los monos y sus entrenadores es innegable. Trabajan y viven juntos", ha defendido a través de un mensaje en su cuenta en Facebook, según ha recogido el diario tailandés 'The Bangkok Post'.

Atavit ha argumentado que PETA ha "exagerado" al hacer un llamamiento a un boicot internacional de los productos del coco en Tailandia, al tiempo que ha indicado que supone un reflejo de una "ignorancia cultural" y una "falta de respeto a distintas formas de vida".

En esta misma línea se ha expresado el cofundador de Coalición para la Acción en Tailandia Suthep Thaugsuban, quien ha manifestado que nació y creció en una zona de cultivo de cocos y ha añadido que los agricultores tratan a sus monos "como si fueran sus hijos". Así, ha apuntado a un "malentendido" por parte de personas que desconocen la cultura tailandesa.

LA DENUNCIA DE PETA

PETA afirmó el 3 de julio que más de 15.000 tiendas en Europa y Tailandia habían acordado dejar de comprar estos productos al país asiático debido a los abusos cometidos contra monos. El grupo denunció que los animales son obligados a recolectar estas frutas, llegando al millar al día.

El organismo afirmó, citando a fuentes de la industria, que "la mayoría de los cocos que proceden de Tailandia son recogidos por monos", antes de asegurar que los animales son "secuestrados ilegalmente" y separados de sus familias cuando son pequeños, tras lo que son encadenados y entrenados para recoger cocos.

PETA señaló a través de un comunicado que a los monos se les arrancan los dientes y "al no poder socializar con otros ni tener libertad de movimiento, estos inteligentes animales se vuelven locos".

"Para ganar más dinero con estos animales, algunos entrenadores les fuerzan a participar en espectáculos circenses en los que entretienen a visitantes que pagan para verles montar el bicicleta, lanzar a canasta y llevar a cabo otros trucos confusos o degradantes", denunció.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Internacional