15 de noviembre de 2019
  • Jueves, 14 de Noviembre
  • 17 de marzo de 2019

    Los talibán capturan a medio centenar de policías afganos en el oeste del país

    Los talibán capturan a medio centenar de policías afganos en el oeste del país
    MOHAMMAD ISMAIL / REUTERS - ARCHIVO

    KABUL, 17 Mar. (Reuters/EP) -

    Los talibán han capturado aproximadamente a medio centenar de Policías afganos que se rindieron ante un ataque de los insurgentes en la provincia de Bagdis, en el oeste del país, según han informado este domingo fuentes oficiales del Gobierno local.

    El ataque tuvo lugar cerca de la frontera de Turkmenistán, a donde intentaron escapar al menos cien agentes de la Policía Fronteriza afgana ante la intensidad del ataque talibán. El país les negó la entrada, según ha informado el presidente del consejo provincial de Bagdis, Abdul Aziz Bik, este domingo.

    El otro medio centenar aproximado de agentes que no se rindió sigue combatiendo en la localidad de Bala Murghab. "Llevan años luchando contra los talibán y, como se rindan, les van a matar", ha avisado el concejal.

    El Gobierno de la provincia ha pedido ayuda urgente al Gobierno afgano para que envíe refuerzos por tierra y aire o, de lo contrario, la zona entera pasará a manos de la insurgencia, ha añadido por su parte el también concejal Abdulá Afzali.

    Los talibán, por su parte, elevan a 90 el número de agentes capturados, de los cuales han colgado fotos en cuentas afines de Twitter, verificadas por la agencia Reuters. También aseguran que han matado a "muchos" agentes. El Gobierno de Bagdis asegura que los talibán han inflado estas cifras.

    LOS TALIBÁN INTENSIFICAN SUS ATAQUES

    A este incidente hay que añadir que al menos 27 personas han muerto y 17 han resultado heridas por una serie de asaltos y atentados talibán en las provincias afganas de Faryab, Helmand y Kandahar en las últimas horas, según han informado las autoridades.

    El ataque más grave ha tenido lugar en Faryab, en el norte del país, donde los insurgentes han lanzado un ataque contra las instalaciones de las fuerzas de seguridad afganas en la localidad de Qaisar. Al menos 22 militares han muerto, según los concejales Mohammad Nader Saeedi y Abdul Baqi Hashimi.

    Otros 14 militares resultaron heridos en este asalto, que comenzó en torno a las 18.30 del sábado y se extendió durante cuatro horas. Además, otros cuatro militares afganos han sido capturados por los talibán, que consiguieron apoderarse de tres puestos de control y una pequeña base militar.

    En el sur de Kandahar, por otro lado, al menos cuatro agentes de Policía han muerto por la explosión de una bomba en una carretera de Arghandab, según el portavoz de la Gobernación, Aziz Ahmad Azizi.

    Por último, en la capital de la provincia de Helmand, Lashkar Gah, un agente de los servicios de espionaje murió y tres compañeros resultaron heridos al estallar una bomba-lapa en su coche, de acuerdo con el portavoz de Gobernación, Omar Zwak.

    Este repunte de la violencia tiene lugar en plenas negociaciones para poner fin a la guerra entre los talibán y el Gobierno afgano y dentro de un repunte de la violencia por todo el país.

    Para leer más