18 de noviembre de 2019
19 de febrero de 2014

Talibán paquistaníes plantean al Gobierno sus condiciones para un alto el fuego

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El grupo insurgente Tehrik-i-Taliban Pakistan (TTP), conocidos como los talibán paquistaníes, han expuesto este miércoles cuáles son sus condiciones para la imposición de un alto el fuego y, entre otras demandas, han solicitado al Gobierno que ponga fin a las operaciones contra la insurgencia.

   Un portavoz talibán, Shahidulá Shahid, ha asegurado desde un lugar no revelado que antes de la declaración de tregua el Gobierno debe poner fin de forma "inmediata" a los ataques, así como a los "arrestos" y "muertes" de insurgentes en "falsos encuentros con la Policía", informa el periódico 'Dawn'.

   "El Gobierno ha matado a más de 60 talibán desde el inicio de las conversaciones de paz, en Karachi y en el resto de Pakistán, en el marco de una operación secreta", ha denunicado Shahid, que ha defendido que las muertes de soldados son sólo una "respuesta" a las operaciones militares.

   El comité gubernamental paquistaní creado para celebrar conversaciones de paz con el grupo insurgente había sostenido este martes que el proceso no puede avanzar si la formación no pone en marcha un alto el fuego.  En una reunión encabezada por el primer ministro, Nawaz Sharif, los integrantes de la delegación solicitaron al TTP que "pongan fin de forma incondicional e inmediata a todas sus actividades violentas".

   En base al comunicado publicado tras la reunión, el proceso de conversaciones había avanzado "de forma satisfactoria" hasta que el grupo insurgente reclamó la autoría de un atentado contra un vehículo policial en la localidad de Karachi.

   En este sentido, la delegación gubernamental reveló que pidió explicaciones al TTP por el atentado y destacó que, antes de que llegara una respuesta, el grupo anunció la ejecución de 23 soldados del Cuerpo Fronterizo secuestrados en 2010 en la localidad de Shongari, ubicada en la provincia de Mohmand.

   El proceso de negociación se ha retomado casi cuatro meses después de que el anterior intento fracasara pocas horas antes de empezar a consecuencia de la muerte del líder del TTP, Hakimulá Mehsud, a causa de un bombardeo estadounidense.

   En respuesta, el primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, condenó el ataque y acusó a Washington por intentar sabotear las conversaciones de paz.

   Como antecedente, el TTP anunció en mayo de 2013 la suspensión de todo tipo de contacto con el Gobierno y rechazó la oferta de diálogo formulada por Sharif tras la muerte del 'número dos' del grupo, Wali-ur-Rehman, también a causa de un ataque de un avión no tripulado estadounidense.

Para leer más