17 de agosto de 2019
10 de septiembre de 2018

Los talibán toman el distrito de Jumab y avanzan hacia la capital de la provincia de Sar-e-Pul

Los talibán toman el distrito de Jumab y avanzan hacia la capital de la provincia de Sar-e-Pul
REUTERS - ARCHIVO

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Los talibán se han hecho este lunes con el control de los distritos de Jumab, ubicado en la provincia de Jauzján (norte), y de Daimirdad, en la provincia de Maidan Uardak (centro), en medio de una serie de ofensivas en distintos puntos del país.

El jefe de la Policía local de Jumab, Faqir Mohamad Jauzjani, ha detallado que los insurgentes iniciaron su asalto en la madrugada del domingo, al tiempo que ha recalcado que las fuerzas de seguridad están intentando expulsarles de la zona.

El portavoz de los talibán, Zabihulá Muyahid, ha confirmado que controlan el distrito, tal y como ha recogido la agencia afgana de noticias Pajhwok. Por el momento no ha trascendido un balance de víctimas de los combates.

Asimismo, fuentes oficiales han confirmado la caída en manos de los talibán del distrito de Daimirdad, objetivo de un asalto desde la noche del domingo, según el diario local 'The Afghanistan Times'.

El portavoz del gobierno provincial, Abdulrahman Mangal, ha indicado que los combates se han saldado con la muerte de decenas de milicianos y miembros de las fuerzas de seguridad, entre ellos el jefe de la Policía local.

La caída de Jumab y Daimirdad en manos de los talibán llega en medio de los avances logrados por los insurgentes en su ofensiva contra la capital de la provincia de Sar-e-Pul, donde continúan los combates.

Los enfrentamientos estallaron en la noche del domingo, cuando los talibán atacaron la capital provincial, la homónima Sar-e-Pul, desde tres direcciones. El gobernador provincial, Zabihulá Amani, ha pedido refuerzos y ha advertido de que, de no llegar, la ciudad podría caer en manos de los insurgentes.

A esto se suma la caída de una base militar en la localidad de Balghali, situada en el centro de esta misma provincia, según fuentes de seguridad citadas por la cadena de televisión local Tolo TV.

Por otra parte, al menos 20 miembros de las fuerzas de seguridad murieron el domingo en ataques ejecutados por los talibán en la provincia de Baghlan, a lo que se suma la muerte de trece policías en enfrentamientos en Samangan. Ambas provincias están en el norte del país.

Por último, al menos seis civiles --miembros de una misma familia-- han muerto durante la jornada de este lunes a causa del impacto de un proyectil en su vivienda en el distrito de Greshk, ubicado en la provincia de Helmand (sur).

Los talibán rechazaron a mediados de abril el llamamiento del presidente afgano, Ashraf Ghani, para que el grupo participe en las próximas elecciones parlamentarias y locales y pidieron boicotear los comicios. Días después anunciaron el inicio de su 'ofensiva de primavera'.

En junio, el líder de los talibán, Hebatulá Ajundzada, recalcó que el grupo continuará su lucha contra las tropas internacionales y volvió a pedir a Estados Unidos que participe en un proceso de conversaciones directas.

En su comunicado, el mulá Ajundzada indicó que la solución al conflicto es que las "fuerzas de ocupación" abandonen el país para que "eche raíces" un gobierno "independiente, islámico y afgano".

En julio trascendieron informaciones sobre la existencia de conversaciones directas con una delegación estadounidense en Qatar para intentar impulsar el proceso de paz en el país centroasiático. Los talibán han rechazado conversaciones con Kabul.

Para leer más