Tennessee sienta en la silla eléctrica a un hombre de 61 años condenado por asesinato

7 de diciembre de 2018

WASHINGTON, 7 Dic. (Reuters/EP) -

El estado norteamericano de Tennessee ha sentado este jueves en la silla eléctrica a David Miller, de 61 años, tras pasar 36 años en cadena perpetua por asesinato, según fuentes judiciales.

Su muerte ha tenido lugar a las 7.25 (hora loca) en la Institución de Máxima Seguridad de Riverbend, en Nashville, tal y como señala un documento del Departamento Correccional del estado de Tennessee.

Se trata de la segunda vez en cinco semanas que el estado utiliza la silla eléctrica para las ejecuciones. Miller fue condenado por asesinato en primer grado en relación con la muerte de Lee Standifer, una joven de 23 años. El preso se encontraba en prisión desde 1982.

El Tribunal Supremo rechazó poco antes su último recurso de apelación. "Esta locura no debe continuar. Con respeto, disiento", aseveró una jueza. El gobernador del estado, Bill Haslam, rechazó indultarlo después de que el preso pidiera clemencia.

Miller eligió la silla eléctrica al considerar que podía ser menos dolorosa que la inyección letal, según muestran documentos judiciales.

El pasado 1 de noviembre, Edmund Zagorski, condenado por un doble asesinato, fue ejecutado mediante la silla eléctrica en la primera ejecución de este tipo llevada a cabo en Tennessee desde 2007.

Contador

Últimas noticias