23 de marzo de 2019
16 de septiembre de 2008

Texas lucha por recuperarse tras el paso del huracán 'Ike'

HOUSTON (EEUU), 16 Sep. (Reuters/EP) -

Suministros vitales como hielo y botellas de agua comenzaron a llegar ayer al estado norteamericano de Texas mientras el centro de la industria energética de Estados Unidos permanecía sin electricidad e intentaba recuperarse tras el paso del poderoso huracán 'Ike', cuya llegada obligó que más de un millón de personas evacuasen la zona y cerca de 2.000 tuvieran que ser rescatadas de las áreas inundadas en el mayor operativo jamás realizado en el estado.

Las brigadas recorrieron los lugares más perjudicados, como la ciudad insular de Galveston, que quedó devastada cuando el huracán tocó la tierra el sábado por la mañana, antes de dirigirse al continente y azotar Houston.

Más de cuatro millones de personas, varias refinerías, negocios y estaciones de servicio seguían sin luz, pero las agencias gubernamentales comenzaron a entregar ayuda crucial como hielo, agua y comida en ocho puntos de distribución alrededor de Houston.

El operativo de ayuda logró calmar las tensiones que habían emergido entre la Agencia Federal de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) y funcionarios locales, después de que el alcalde de Houston, Bill White, prometió obligar a FEMA a cumplir con sus obligaciones

CORTES DE LUZ

Los cortes de luz generalizados eran el principal obstáculo para la recuperación de la región. La electricidad es el elemento vital de las refinerías de la costa del Golfo que procesan alrededor de un cuarto del combustible de la nación.

El proveedor de electricidad CenterPoint Energy informó de que había restaurado el servicio a 500.000 usuarios, pero que cerca de 1,6 millones seguían en la oscuridad, entre ellas grandes corporaciones basadas en Houston. Las autoridades instaron a los residentes a hervir agua debido a que Ike puso en peligro el sistema de distribución de área de la región.

El presidente estadounidense, George W. Bush, recorrerá hoy las áreas damnificadas por la tormenta en Texas. Aún está intentando reconstruir su imagen como administrador de desastres naturales después de las críticas que recibió en 2005 por los frustrados esfuerzos de rescate desplegados en Nueva Orleans tras el paso del huracán 'Katrina'.

La isla de Galveston, que sufrió la peor parte del impacto de 'Ike' y alguna vez fue una pintoresca ciudad histórica, yace bajo una capa de lodo y aguas residuales.

"ZONA DE GUERRA"

"Parece una zona de guerra. Todo está destruido", dijo Susan Rybick, una mujer jubilada que recorría la costanera junto a su marido. "Es devastador".

'Ike' causó la muerte de al menos tres personas en Galveston, escenario del peor desastre climático de Estados Unidos en 1900, cuando un huracán dejó más de 8.000 muertos. Los informes sobre las víctimas se iban difundiendo a medida que llegaban los equipos de rescate. También hubo un muerto en Pasadena, según informó el alcalde del suburbio.

Otras agencias de noticias informaron alrededor de 30 muertes relacionadas con la tormenta mientras 'Ike' se debilitaba y seguía recorriendo la zona central de la nación. Pero estas víctimas no fueron confirmadas por las agencias gubernamentales.

Houston, la cuarta mayor ciudad de Estados Unidos y zona económicamente próspera gracias a la demanda de energía, permanecía bajo un toque de queda nocturno debido a la falta de luz.