20 de octubre de 2019
10 de julio de 2014

Tokio desmiente que Pyongyang haya entregado los nombres de 30 japoneses residentes en el país

TOKIO, 10 Jul. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Japón ha desmentido este jueves las informaciones que apuntan a que las autoridades de Corea del Norte han entregado a Tokio una lista con los nombres de 30 ciudadanos japoneses que residen en el país, incluidos aquellos que presuntamente fueron secuestrados por agentes norcoreanos.

"Soy consciente de las informaciones, pero nada parecido a eso ha tenido lugar durante el encuentro", ha dicho el secretario jefe del Gobierno, Yoshihide Suga. "Son informaciones sobre datos inexactos", ha agregado, en referencia a la noticia, publicada por el diario japonés 'Nikkei'.

En base a las informaciones facilitadas por el citado diario japonés, las autoridades de Japón han conseguido identificar hasta el momento a dos terceras partes de dichas personas con las listas de desaparecidos que maneja la Policía.

Japón afirma que al menos 17 de sus ciudadanos fueron secuestrados por agentes norcoreanos en las décadas de los setenta y los ochenta. Cinco de ellos regresaron al país en 2002. El primer ministro nipón, Shinzo Abe, ha hecho de este asunto uno de los centros de su carrera política.

La semana pasada, Corea del Norte confirmó a Japón que la Comisión Nacional de Defensa del país tendrá poderes especiales para llevar a cabo una investigación sobre el destino de los japoneses secuestrados. Así, el organismo nipón podrá investigar a cualquier organización. En respuesta, el Gobierno japonés anunció la retirada de parte de sus sanciones contra Corea del Norte.

Las sanciones que serán retiradas son las que imponen restricciones de viaje entre los dos países y sobre las cantidades de dinero que se pueden enviar al país sin notificar a las autoridades. Asimismo, eliminará la prohibición existente para que sus puertos sean usados por barcos norcoreanos para fines humanitarios.

Pyongyang acordó en mayo reabrir las investigaciones sobre la situación de los secuestrados y, en respuesta, Tokio prometió retirar las restricciones de viaje y sobre las cantidades de dinero que se pueden enviar al país sin notificar a las autoridades. Asimismo, permitirá que sus puertos sean usados por barcos norcoreanos para fines humanitarios.

Para leer más