22 de noviembre de 2019
5 de abril de 2019

El TPI confirma la admisibilidad del caso contra Saif al Islam tras rechazar su demanda

El TPI confirma la admisibilidad del caso contra Saif al Islam tras rechazar su demanda
REUTERS - ARCHIVO

MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

Una de las salas del Tribunal Penal Internacional (TPI) ha anunciado este viernes la admisibilidad del caso contra Saif al Islam, hijo del fallecido líder libio Muamar Gadafi, rechazando así la demanda presentada por la defensa.

Saif al Islam reclamó en junio de 2018 que su caso fuera declarado "inadmisible" y se anulara la orden de arresto contra él debido a que ya fue juzgado y condenado por un tribunal del país africano.

El hijo mayor de Gadafi fue condenado a muerte en julio de 2015, tras ser juzgado en rebeldía, toda vez que permanecía detenido en la localidad de Zintan en manos de un grupo de milicianos que se negó a entregarle a las autoridades libias.

Así, fue condenado por crímenes de guerra cometidos durante la revuelta de 2011 que acabó con el régimen del coronel, que murió a manos de milicianos rebeldes en Sirte el 20 de octubre de 2011.

Sin embargo, fue finalmente liberado en abril de 2016 en el marco de una amnistía concedida por el gobierno asentado en el este del país, lo que fue criticado por el Ejecutivo asentado en la capital, Trípoli, que cuenta con el reconocimiento internacional.

El TPI ha recalcado en su comunicado que la demanda de Saif al Islam ha sido rechazada debido a que su condena por parte del Tribunal Criminal de Trípoli no era final y no era 'res judicata', entre otras cosas porque el proceso se llevó a cabo en rebeldía y se podría haber ordenado su repetición.

Asimismo, ha manifestado que una mayoría de los jueces de la sala no han aceptado que la ley de amnistía aprobada en 2015 suponga la "inadmisibilidad" del caso, al tiempo que ha resaltado que, de hecho, dicha amnistía no habría incluido en la práctica al hijo de Gadafi.

En marzo de 2011, el Consejo de Seguridad ordenó a la Fiscalía del TPI investigar los crímenes cometidos en el marco de la guerra civil en Libia y en junio la cámara prejudicial emitió órdenes de arresto contra Gadafi, Saif al Islam y el ex jefe de Inteligencia Abdulá al Senusi por crímenes contra la Humanidad.

El TPI cerró la investigación contra Gadafi a raíz de su muerte, ocurrida el 20 de octubre de 2011, pero siguió adelante con los casos contra su hijo y Al Senusi, ninguno de los cuales está aún bajo custodia de La Haya.

Libia denunció la competencia del TPI para conocer estos caso y el alto tribunal la rechazó en mayo de 2013 y recordó a Trípoli su obligación de entregar a los dos sospechosos.

El proceso judicial dio un vuelco en octubre de 2013, cuando el TPI declaró la inadmisibilidad del caso contra Al Senusi por estar siendo juzgado conforme a las leyes libias y por considerar que el país está capacitado para procesarle.

Para leer más