24 de octubre de 2019
  • Miércoles, 23 de Octubre
  • 19 de septiembre de 2019

    Tres civiles, entre ellos un niño, mueren en un tiroteo en la provincia indonesia de Papúa

    Tres civiles, entre ellos un niño, mueren en un tiroteo en la provincia indonesia de Papúa
    Policía montando guardia en Papúa por las protestasREUTERS / ANTARA FOTO AGENCY

    YAKARTA, 19 Sep. (Reuters/EP) -

    Tres civiles, incluido un niño de corta edad, han muerto y cuatro han resultado heridos durante un tiroteo entre la Policía de Indonesia y separatistas papúes en el municipio de Ilaga en Papúa, según ha informado este jueves un portavoz del Ejército.

    El enfrentamiento tuvo lugar el martes, tras el despliegue de más de 6.000 agentes adicionales con el objetivo de mantener la seguridad en un momento de protestas, a menudo violentas, contra el Gobierno de Indonesia que comenzaron en respuesta a la discriminación racial y étnica que perciben los habitantes de Papúa.

    "Los separatistas comenzaron a disparar esporádicamente a los agentes de las fuerzas de seguridad que se aproximaban a ellos frente a un honai (vivienda tradicional papú)", ha explicado el portavoz Eko Drayanto. "Cuando la Policía respondió con disparos, los separatistas huyeron al bosque y comenzaron a disparar indiscriminadamente", ha añadido.

    Un residente de la zona, Noris Wakerwa, que acudió a ayudar con la evacuación, ha declarado que a su llegada algunos lugareños se habían marchado a buscar refugio en los bosques cercanos. "Evacuamos a los muertos y los heridos al centro de salud comunitario", ha informado el vecino.

    Daryanto ha dicho que la Policía y el Ejército llevarán a cabo una investigación conjunta del tiroteo.

    Los manifestantes de Papúa han causado numerosos daños materiales en las zonas de protestas. Han incendiado un mercado y una cárcel, de la que escaparon más de 250 presos, entre otros edificios.

    El independentismo en Papúa no es un fenómeno reciente, pero se ha acentuado desde que el 17 de agosto la Policía utilizó gas lacrimógeno contra un grupo de estudiantes papúes en Surayaba, en la isla de Java, por haber tumbado el mástil con la bandera de Indonesia, en el Día de la Independencia del país. Este hecho fue percibido como un ataque racista, lo que propició el inicio de las manifestaciones masivas en Papúa contra el racismo y el fortalecimiento del separatismo en la región.

    Una de las medidas del Gobierno para intentar controlar las protestas, además de desplegar a miles de agentes en la región, ha sido suspender el servicio de internet, lo que le ha costado las críticas de activistas y periodistas internacionalmente, aunque ya ha sido restablecido en algunas zonas.

    Para leer más