22 de septiembre de 2019
27 de febrero de 2018

Un tribunal checo ordena liberar a Salé Muslim pese a la solicitud de extradición por Turquía

Un tribunal checo ordena liberar a Salé Muslim pese a la solicitud de extradición por Turquía
PHILLIPE WOJAZER/REUTERS

El líder kurdo sirio defiende su inocencia mientras que Ankara avisa de que le seguirá "donde quiera que vaya"

PRAGA, 27 (Reuters/EP)

Un tribunal checo ha ordenado este martes la puesta en libertad del antiguo líder del partido kurdo sirio PYD Salé Muslim, según ha anunciado su abogado, pese a que Turquía había solicitado que permaneciera detenido mientras se procesaba su solicitud de extradición.

Muslim fue líder del PYD, el principal integrante de la coalición que gobierna las zonas kurdas autónomas en el norte de Siria. Fue detenido en Praga durante el fin de semana a petición de Turquía, que le acusa entre otras cosas de asesinato agravado.

"El tribunal ha dictaminado que el señor Muslim sea liberado", ha confirmado una portavoz del Tribunal Municipal de Praga, Marketa Puci, aclarando que la sentencia tiene efecto legal ya que tanto el fiscal del Estado como la defensa han renunciado a su derecho a apelar.

"El tribunal ha aceptado una promesa del señor Muslim de que permanecerá en territorio de la UE y acudirá a las vistas judiciales", ha precisado. El abogado del dirigente kurdo, Miroslav Krutina, ha indicado a la prensa que su cliente ha prometido que no obstaculizará procedimientos adicionales al respecto.

La sentencia supone que la solicitud de extradición de Turquía puede seguir adelante y será considerada por los fiscales checos y por los tribunales y si fiscal del Estado lo considera pertinente.

En declaraciones tras su liberación, Muslim ha señalado que estaba al tanto de la orden de arresto en su contra por parte de Turquía pero no se la tomó en serio. Asimismo, ha sostenido que las acusaciones vertidas en su contra son falsas. Muslim ha señalado que por ahora no ha decidido donde se instalará, aunque ha aclarado que ha pedido permiso de residencia en Finlandia.

El embajador turco en Praga, Ahmet Necati Bigali, ha expresado su pesar por la decisión judicial. "No es adecuada para las relaciones amistosas entre República Checa y Turquía. Transmitiremos a nuestros socios que la decisión no conviene a la OTAN y que la decisión podría significar apoyar el terrorismo", ha declarado a la cadena turca Haberturk.

Turquía lanzó el pasado 20 de enero una ofensiva militar en la región siria de Afrin, en el noroeste, contra la milicia kurda YPG, brazo armado del PYD, a la que considera una amenaza en su frontera. Ankara considera al PYD y las YPG como extensiones del ilegalizado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo el domingo que esperaba que República Checa extraditara a Muslim a Turquía, asegurando que Ankara no tiene problemas con los kurdos sino con los "terroristas".

Por su parte, el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, ha dicho que Turquía seguirá a Muslim "donde quiera que vaya" mientras que el ministro de Justicia, Abdulhamit Gul, ha dicho que Ankara espera que las autoridades checas les compensen por el "error" de liberar la dirigente kurdo sirio.

Gul ha considerado que la decisión del tribunal checo obedece a motivos políticos y ha dejado claro que Turquía "nunca aceptará esta decisión" y seguirá adelante con sus derechos legales en este caso.