28 de febrero de 2021
9 de septiembre de 2014

Un tribunal egipcio condena a 20 años de cárcel a un líder de los Hermanos Musulmanes

EL CAIRO, 9 Sep. (Reuters/EP) -

Un tribunal egipcio ha condenado a un líder de los Hermanos Musulmanes, Mohamed el Beltagi, y al clérigo islamista Safwat Hegazi a 20 años de cárcel por detener e intentar asesinar a dos policías en julio de 2013 durante las protestas contra el golpe de Estado contra el presidente islamista Mohamed Mursi.

Beltagi, como otros muchos líderes de los Hermanos Musulmanes, ha sido juzgado por diferentes delitos. En abril fue condenado a un año de cárcel por insultar al poder judicial y también está condenado a cadena perpetua por incitar a la violencia tras la caída de Mursi. Beltagi fue muy crítico con el derrocamiento del expresidente, ideado por el entonces jefe del Ejército, Abdelfatá al Sisi, que después se convirtió en el presidente de Egipto.

Hegazi, que también se encuentra en la lista de personas que tienen la entrada prohibida en Reino Unido "por promover el odio", era partidario de los Hermanos Musulmanes. El pasado agosto, fue arrestado mientras intentaba cruzar a Libia. Su juicio se ha ido retrasando desde el año pasado y tres jueces han dejado el cargo por ansiedad causada por las presiones del Gobierno.

Las manifestaciones en la plaza de Rabaa al Adawiya, en El Cairo, fueron reprimidas por las fuerzas de seguridad, que mataron a cientos de simpatizantes de Mursi. Las autoridades egipcias, que consideran a los Hermanos Musulmanes un grupo terrorista, han repetido en varias ocasiones que algunos manifestantes llevaban armas y dispararon a los agentes y a los soldados.

Dos doctores que trataron a los manifestantes heridos en un hospital de campaña durante los enfrentamientos, Mohamed Zenati y Azim Mohamed, también han sido condenados a 15 años por los mismos cargos. Human Rights Watch ha denunciado que al menos 817 manifestantes fueron asesinados durante el desalojo de Rabaa y ha comparado el ataque con la masacre de Tiananmen en 1989.

Cientos de partidarios de los Hermanos Musulmanes, un movimiento internacional y uno de los grupos políticos más organizados de Egipto, fueron asesinados y miles fueron arrestados o tuvieron que esconderse tras el derrocamiento de Mursi y las protestas.

Los tribunales en Egipto han dictado duras sentencias contra los Hermanos Musulmanes. Mohamed Badie, guía general, y cerca de otros 200 miembros del grupo fueron condenados a muerte en juicios masivos que indignaron a los gobiernos occidentales y los grupos de Derechos Humanos. También se ha generalizado la represión contra los grupos liberales que participaron en las movilizaciones contra el presidente Hosni Mubarak.