14 de agosto de 2020
13 de julio de 2020

Un tribunal de Israel desestima una petición de Amnistía para vetar la exportación de software espía de NSO

Un tribunal de Israel desestima una petición de Amnistía para vetar la exportación de software espía de NSO
Software espía - PIXABAY - ARCHIVO

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal del Distrito de Tel Aviv ha desestimado este lunes una petición de Amnistía Internacional para retirar la licencia de exportación a la empresa NSO, a la que acusa de vender software a gobiernos para espiar a periodistas, opositores y activistas de Derechos Humanos.

Amnistía había pedido la revocación de la licencia por considerar que la tecnología NSO violaba los Derechos Humanos y mencionaba varios casos concretos de espionaje a teléfonos móviles de trabajadores de la propia Amnistía Internacional.

El software Pegasus de NSO se utiliza para lograr acceso a teléfonos móviles de terroristas, traficantes o pedófilos, pero Amnistía y otras organizaciones de Derechos Humanos aseguran que también se ha usado para otros fines.

Tras la denuncia, el Ministerio de Defensa se alineó con la empresa y convenció al tribunal para decretar que el juicio se desarrollara a puerta cerrada por motivos de "seguridad nacional". Ni siquiera los abogados de Amnistía han podido escuchar gran parte de los argumentos de NSO y del Ministerio.

La conclusión del tribunal es que el control del Ministerio de Defensa sobre NSO es el "adecuado" teniendo en cuenta una serie de consideraciones empresariales, diplomáticas y tecnológicas, informa el diario israelí 'The Jerusalem Post'

Sin embargo, la parte publicada de la sentencia no responde a las graves acusaciones y pruebas presentadas por Amnistía. "Como ciudadana de Israel y como demandante, el veredicto revela un sistema judicial impotente para hacer que el Ministerio de Defensa rinda cuentas y sea transparente", ha señalado la directora de Amnistía Internacional Israel, Molly Malekar.

"El tribunal acepta una y otra vez la versión del Ministerio sin examen alguno e ignora todas las denuncias, pruebas y testimonios que resultan en una carga de prueba sustancial", ha añadido.

Además, advierte de que "cuando el Ministerio de Defensa da un sello formal a esta empresa, hace a todos los ciudadanos de Israel cómplices de la persecución de individuos de Arabia Saudí a México, de Marruecos a India, activistas de Derechos Humanos que se valientemente planten cara a la opresión".

ESPIONAJE A UN PERIODISTA EN MARRUECOS

En la más reciente denuncia de Amnistía sobre el uso de tecnología de NSO, la organización aseguró el pasado 22 de junio que el periodista de investigación marroquí Omar Radi fue espiado.

Radi, que suele escribir sobre Derechos Humanos, movimientos sociales y derechos sobre terrenos, se prestó a un análisis de su teléfono móvil por parte de Amnistía que reveló el uso de Pegasus. Tras ser espiado fue detenido, interrogado y condenado a cuatro meses de prisión en marzo por un mensaje publicado en Twitter en abril de 2019 en el que criticaba el proceso judicial abierto contra varios activistas.

NSO ya protagonizó un escándalo en 2019 por el uso de sus equipos para espiar a periodistas, disidentes y activistas en varios países, tras lo cual se comprometió a respetar los Derechos Humanos e impedir el uso de sus productos para estos fines.

NSO ha sido demanda por la empresa estadounidense de mensajería instantánea WhatsApp, propiedad de Facebook, que asegura que se utilizó Pegasus contra 1.400 usuarios el año pasado durante un periodo de dos semanas. La empresa israelí niega la acusación y asegura que son sus clientes estatales los que son responsables en última instancia por el uso de esta tecnología.