4 de julio de 2020
29 de mayo de 2020

Trump llama "matones" a los manifestantes de Mineápolis en un tuit bajo amonestación por ensalzar la violencia

Trump llama "matones" a los manifestantes de Mineápolis en un tuit bajo amonestación por ensalzar la violencia
Protestas en Minneápolis - BROOKLYNN KASCEL

HRW condena los "ataques" de Trump contra la "libertad de expresión"

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

La red social Twitter ha amonestado por vez primera un mensaje del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el que describe como "matones" a los manifestantes que durante los últimos tres días han salido a las calles de Mineápolis, la capital del estado de Minesota, para protestar por la muerte del ciudadano de raza negra George Floyd en una detención policial.

Las protestas han registrado episodios de saqueos en varios centros comerciales de la ciudad hasta el punto de que las autoridades del estado han activado el protocolo de emergencia, incluyendo una autorización para que la Guardia Nacional pueda asistir a las autoridades en el "restablecimiento de la seguridad y la calma debido a los disturbios civiles".

Poco después, Trump ha saltado a las redes sociales para condenar las acciones de los manifestantes con un mensaje publicado en su cuenta de Twitter. "Estos matones están deshonrando la memoria de George Floyd y no voy a dejar que eso ocurra. Acabo de hablar con el gobernador (del estado) Tim Walz y le he dicho que el Ejército está con él hasta el final. Asumiremos el control si comienzan las dificultades pero cuando empiezan los saqueos, empiezan los disparos. ¡Gracias!", ha escrito.

La amonestación de Twitter ha consistido en ocultar este mensaje a los usuarios, que pueden acceder de todas formas a él tras aceptar la advertencia de la red social: "Este tweet incumplió las Reglas de Twitter relativas a glorificar la violencia. Sin embargo, Twitter determinó que puede ser de interés público que dicho tweet permanezca accesible".

Se trata de la primera vez que Twitter designa de esta manera un mensaje del mandatario en la misma semana que la compañía también matizó otro mensaje del presidente por desinformar sobre el voto por correo en Estados Unidos.

La respuesta de Trump a esta matización no se hizo esperar. Tras acusar a la compañía de coartar la libertad de expresión y de asegurar que si por él fuera, cerraría Twitter de no ser por las dificultades legales que ello comporta, acabó firmando este jueves una orden ejecutiva para facilitar la demanda ciudadana contra las redes sociales.

Tras conocer la amonestación, Trump ha vuelto a descargar su ira contra la plataforma. "No están haciendo absolutamente nada sobre las mentiras y la propaganda que está sacando China o el Partido Demócrata de Izquierda Radical", ha escrito Trump en un nuevo mensaje.

No obstante, horas después de pedir al Congreso que revoque la sección 230 de la ley de Comunicaciones que protegía a las redes sociales de esta clase de actividad judicial, el magnate neoyorquino ha rebajado el tono de sus mensajes y ha tratado de justificar sus primeros comentarios.

"Los saqueos llevan a disparos, y es por eso que un hombre murió en Mineápolis el miércoles por la noche", ha expresado en relación a la muerte de uno de los manifestantes por un disparo recibido durante los disturbios.

Trump ha puesto de ejemplo, a su vez, "lo que pasó en Louisville con siete personas" que resultaron heridas este mismo viernes por arma de fuego durante una protesta tras la muerte de una mujer negra durante une redada policial antinarcóticos.

"No quiero que pasen estas cosas, y es a esto a lo que me refería anoche", ha afirmado en relación al tuit en el que expresaba su apoyo al gobernador y llamaba matones a los manifestantes.

"Lo dije como un hecho, no como una declaración. Es muy simple, nadie debería tener ningún problema con esto más que los 'haters' y aquellos que buscan follones en las redes sociales. ¡Honrad la memoria de George Floyd", ha remachado.

HRW CONDENA LOS "ATAQUES" DE TRUMP CONTRA LA "LIBERTAD DE EXPRESIÓN"

Para la organización Human Rights Watch (HRW), la orden ejecutiva de Trump y sus palabras contra las redes sociales son un "profundo ataque a la libertad de expresión online a nivel global".

En un comunicado, la ONG ha alertado de que la medida que trata de impulsar el presidente estadounidense podría provocar una "retirada de la protección con la que cuentan las redes sociales si quieren moderar el contenido de las informaciones que fluyen a través de sus plataformas".

"La orden ejecutiva de Trump podría suponer el castigo de aquellas personas o plataformas que difundan cosas con las que el Gobierno no está de acuerdo", ha lamentado Deborah Brown, experta en derechos digitales de HRW.

Así, ha manifestado que esto podría llevar a la prohibición de invertir dinero o publicidad gubernamental en plataformas que el Gobierno considere que "restringen la libertad de expresión" y ha indicado que es probable que la orden sea recurrida en los tribunales.

"Hay mucha controversia en relación con lo que estas compañías permiten o no en sus plataformas. Pero retirarles la inmunidad que poseen no es la respuesta", ha afirmado Brown antes de sostener que esto solo llevaría a "una mayor censura y daría a los políticos la prerrogativa de exigir que las plataformas regulen su contenido según sus preferencias".

Para leer más