22 de febrero de 2020
28 de septiembre de 2018

Tsipras critica que "se pide unidad" cuando es beneficioso y se opta por unilateralismo "en la responsabilidad"

Tsipras critica que "se pide unidad" cuando es beneficioso y se opta por unilateralismo "en la responsabilidad"
REUTERS / EDUARDO MUNOZ

MADRID, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, ha criticado este viernes a los países que "piden unidad cuando se trata de tener derechos pero lo ven diferente cuando se trata de cumplir responsabilidad" y ha pedido mayor cooperación en materia de migración y refugiados.

Tsipras ha destacado durante su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas que Grecia "tuvo que lidiar con el mayor flujo de refugiados de la historia europea tras la guerra (en referencia a la Segunda Guerra Mundial) al tiempo que respetaba el Derecho Internacional y los Derechos Humanos".

Así, ha apuntado que en el marco de la crisis económica, la crisis migratoria y la "desestabilización" en los Balcanes y el Mediterráneo oriental, "se reforzaron las voces nacionalistas y finalmente tuvieron éxito".

"Su postura agresiva destacó que la cuestión no era si podemos contar con las instituciones internacionales para solucionar los problemas comunes según valores comunes, sino si estos problemas y valores eran comunes", ha lamentado.

"Su lógica a la hora de hacer frente a estas crisis era simple: 'No en mi patio trasero'", ha destacado, antes de recordar que "ante la crisis en la eurozona estas fuerzas pidieron el 'Grexit' y ante la crisis de refugiados apoyaron el cierre unilateral de fronteras en la ruta de los Balcanes, pidieron que se rechazara en el mar (a los migrantes) y pidieron un pequeño Schengen que excluyera a los países de la UE en primera línea".

Tsipras ha sostenido que "el dilema no es el patriotismo o el globalismo", sino "si se va a dejar al mundo en un círculo vicioso de reacción nacionalista y regresión (...) o si se van a crear las condiciones para soluciones colectivas y progresistas que respeten la soberanía nacional y popular de cada país".

"Unas políticas modernas, democráticas y patrióticas no pueden ser unas políticas de aceptación pasiva de las directrices de élites transnacionales que no rinden cuentas", ha dicho, antes de criticar que "algunos países impongan su voluntad e intereses sobre otros en nombre de los valores comunes, ni más ni menos".

Por ello, ha apostado por no recurrir a la lógica "del unilateralismo, el nacionalismo y el refuerzo del poderoso sobre el débil", al tiempo que ha ensalzado la respuesta de las autoridades griegas ante este contexto.

"Permanecimos en la eurozona pero llevamos a cabo duras negociaciones para un programa económico que se centrara en las reformas estructurales necesarias y no en la perpetuación de una austeridad punitiva y extenuante, al tiempo que protegimos derechos laborales, establecemos un salario mínimo respetable y garantizamos espacio fiscal para apoyar el estado del bienestar y a los más vulnerables", ha manifestado.

"A día de hoy hemos dejado atrás los programas económicos que perpetuaban la recesión, nuestras tasas de crecimiento son del 2,1 por ciento para este año y del 2,5 por ciento para el que viene, y el desempleo ha caído un ocho por ciento", ha subrayado.

En este sentido, Tsipras ha destacado que Grecia se está convirtiendo en un nudo de transporte, energético y comercial" sin caer "en voces nacionalistas y xenófobas". "Creemos que una política moderna, democrática y patriótica debe fundamentarse en acuerdos y garantías colectivas que preserven y promuevan la paz, la estabilidad, el crecimiento sostenible y los Derechos Humanos", ha zanjado.

Para leer más