23 de octubre de 2019
22 de enero de 2009

Los túneles de contrabando de armas continuaron operativos durante la ofensiva israelí

JERUSALÉN, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los túneles de contrabando de armas entre Egipto y el sur de la Franja de Gaza continuaron operativos durante la ofensiva israelí 'Plomo fundido', a pesar de los miles de bombardeos efectuados por la aviación hebrea sobre el corredor de Phildelphi, en la frontera, según informó hoy el diario israelí 'Haaretz'.

Pese a ciertas informaciones de la prensa, la aviación israelí no utilizó un número mayor de bombas antibúnkers que de bombas convencionales en los ataques sobre los túneles. Los túneles, reforzados con maderas, se mostraron especialmente resistentes a los bombardeos aéreos, según el rotativo.

Los contrabandistas se valen de estos túneles abiertos bajo el corredor de Philadephi para hacer entrar armas, mercancías e incluso drogas. Según los vecinos de Rafá, donde se encuentra el principal paso fronterizo del sur, los túneles fueron utilizados durante la ofensiva israelí incluso para introducir a un grupo de médicos alemanes que deseaban atender a los habitantes de la Franja.

Aparte de los palestinos, en el contrabando a través de los túneles también se han implicados grupos de beduinos procedentes del desierto egipcio del Sinaí. Un beduino aseguró al diario que el contrabando no se interrumpirá porque es la única forma de vivir para muchos habitantes de la zona.

Por otra parte, cientos de palestinos acudieron hoy a la frontera para intentar reparar los túneles bombardeados durante los 22 días de ofensiva militar israelí, según informó la agencia de noticias Reuters.

Se da la circunstancias de que algunos túneles pertenecen de forma privada a comerciantes palestinos. Es el caso de Mohamed, quien pagó junto a tres socios alrededor de 40.000 dólares para excavar el suyo. "No lo usaré para drogas o armas, sino para llevar a la gente lo que necesita, como alimentos y combustible, lo cual da muchos beneficios", explicó a la agencia.

El Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) y otros grupos armados utilizan estos túneles para hacer contrabando de armas, pero los periodistas no han podido accceder a su interior y resulta imposible determinar si se han reanudado las operaciones, según Reuters.