22 de septiembre de 2019
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • 10 de enero de 2009

    Un turista español califica de "terrorífico" el terremoto que ha matado al menos a 15 personas en Costa Rica

    SAN JOSÉ, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

    Tras el terremoto de 6,1 grados de magnitud registrado en Costa Rica y que ha causado la muerte de al menos 15 personas, los helicópteros de rescate comenzaron la evacuación de decenas de turistas que se encontraban atrapados en una zona volcánica del país iberoamericano, entre ellos un español que calificó de "terroríficos" los momentos vividos en los últimos días.

    El español Nazario Llinarez, de 50 años, explicó que se encontraba cerca de la Catarata La Paz en Vara Blanca, en la falda del volván Poas, cuando parte de la colina se vino abajo. Este derrumbe provocó el fallecimiento de alrededor de una decena de personas, pero Llinarez y su mujer lograron subir una pendiente para pasar la noche en un autobús hasta que ayer fueron evacuados. "No puedo calificar lo que he vivido", afirmó en el aeropuerto de San José.

    Las autoridades no habían confirmado a última hora de ayer si había víctimas mortales extranjeras, pero la Embajada de Estados Unidos en la capital costarricense estimó entre 40 y 60 el número de turistas en la zona.

    En total, unos 300 turistas y cerca de 100 costarricenses pasaron la noche a la intemperie. Nueve helicópteros comenzaron su traslado mientras aún se repetían las réplicas del temblor y las autoridades se afanaban en dar un balance fiable. "Podría haber entre 10 y 18 personas extraviadas, pero esperamos que estén deambulando por algún lugar en las montañas", dijo el portavoz de Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Víctor Falla, al tiempo que medios locales hablaban de 15 fallecidos. "Hasta que no veamos los cuerpos no podemos decir el número de muertos", agregó.

    La CNE colaborarán durante toda la noche con el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) para proseguir en la zona afectada las labores de búsqueda de víctimas. Estas acciones se iniciarán a las cuatro de la mañana (hora local) con cuatro helicópteros que se dividirán en dos sectores específicos; dos en la zona de Varablanca y los otros dos en la parte de San Miguel de Sarapiquí, desde donde se trasladarán hacia los hospitales del área Metropolitana.