24 de octubre de 2019
  • Miércoles, 23 de Octubre
  • 20 de septiembre de 2019

    Turquía envía doctores a la frontera con Siria ante una posible amenaza contra las milicias kurdas

    Turquía envía doctores a la frontera con Siria ante una posible amenaza contra las milicias kurdas
    Recep Tayyip Erdogan-/TURKISH PRESIDENCY/DPA - ARCHIVO

    ESTAMBUL, 20 Sep. (DPA/EP) -

    Las autoridades de Turquía han enviado doctores a dos provincias ubicadas en la frontera con Siria, tras las reiteradas advertencias del presidente, Recep Tayyip Erdogan, sobre una ofensiva unilateral contra las milicias kurdas en el país vecino.

    Un documento del Ministerio de Sanidad al que ha tenido acceso la agencia alemana de noticias DPA ordena que médicos de 19 provincias sean trasladados a Mardin y Sanliurfa para trabajar allí entre el 20 de septiembre y el 20 de octubre.

    El personal médico dará "servicios sanitarios en el marco de la planificada operación militar transfronteriza en la región siria por parte de las Fuerzas Armadas turcas".

    Osman Ozturk, secretario general de la Cámara Médica de Estambul, ha detallado que un total de 94 doctores serán enviados a las citadas provincias. La mayoría de ellos fueron informados del traslado en la tarde del jueves.

    Erdogan aseguró el miércoles que Ankara pondrá en marcha "sus propios planes" en el plazo de dos semanas si el acuerdo con Estados Unidos sobre una 'zona segura' en Siria no produce avances satisfactorios para el país.

    Asimismo, destacó que "entre dos y tres millones de refugiados sirios en Turquía y Europa pueden ser reasentados en la 'zona segura'", antes de pedir "un apoyo más concreto" de los países europeos a Ankara.

    Los gobiernos de Estados Unidos y Turquía anunciaron el 7 de julio un acuerdo para establecer un centro de operaciones conjuntas y gestionar la 'zona segura' en la zona norte de Siria, tras meses de negociaciones al respecto.

    Así, manifestaron que "la 'zona segura' debe convertirse en un pasillo de paz" y que ambos países han pactado "la rápida aplicación de las medidas iniciales para hacer frente a las preocupaciones de seguridad de Turquía", sin dar detalles.

    Turquía y Estados Unidos han estado meses discutiendo la situación en la frontera con Siria. Estados Unidos considera a las kurdas Unidades de Protección Popular (YPG) como un activo esencial para sus planes en el país, si bien son consideradas como un grupo terrorista por Ankara.

    Turquía y Estados Unidos no atraviesan el mejor momento en sus relaciones, en parte a causa de la decisión de Ankara de comprar a Rusia el sistema de defensa antiaérea S-400, lo que provocó que Washington expulsara al país del programa del F-35.

    Para leer más