3 de diciembre de 2020
11 de diciembre de 2007

Turquía.- El jefe del Consejo de Educación Superior turco es partidario de permitir el pañuelo en las universidades

ISTANBUL, 11 Dic. (EP/AP) -

El nuevo jefe de educación de Turquía, Yusuf Ziya Ozcan, afirmó hoy que apoyaría el fin de la medida que prohíbe llevar el pañuelo en la cabeza al estilo islámico en las universidades, según la agencia estatal de noticias de Anatolia.

El debate turco sobre el velo en la cabeza reaviva la tensión entre el Gobierno de orientación islámica y el atrasado sistema militar, que teme que el Islam esté usurpando los principios seculares consagrados en la Constitución.

Los partidarios del Gobierno creen que la prohibición del velo en las oficinas gubernamentales y en otros edificios oficiales restringe la libertad de expresión. En cuanto a las universidades, Ozcan opina que deben ser instituciones totalmente libres y sólo deben estar implicadas en la ciencia. "Si conseguimos esto, el asunto del pañuelo se solucionará por sí mismo", señaló.

En una entrevista con la agencia de noticias estatal de Anatolia, Ozcan dijo que tiene dos opciones para llevar a cabo esta tarea: por un lado, levantar todas las restricciones en las universidades y por otro, que estas den más importancia a la ciencia, que es su principal deber.

Ozcan reemplazó en el puesto que ocupa a Erdogan Tezic, quien criticó al partido gobernante durante sus cuatro años de mandato. El nuevo director del Consejo de Educación fue escogido por el presidente Abdullah Gul, un observador musulmán elegido después de la crisis política que enfrentó a la elite secular contra un Gobierno de raíces políticas islámicas y que sin embargo se ha comprometido a proteger el laicismo.

En 1998, la esposa de Gul, que lleva velo, trató de matricularse como estudiante en la universidad de Ankara sabiendo que sería rechazada. Entonces desafió a la prohibición turca del velo en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y sólo se retractó de su denuncia cuando su marido se convirtió en Ministro de Exteriores.

En un notable caso ocurrido el mes pasado, un delegado militar ordenó a una chica que llevaba velo a abandonar la universidad en la que estaba esperando para recibir un premio de un concurso literario. La chica se echó a llorar y según se informa, el Primer Ministro Recep Tayyip Erdogan llamó a la familia de la joven en la ciudad de Adana para expresar su apoyo y prometerles una investigación de lo ocurrido.