18 de julio de 2019
13 de junio de 2019

Turquía niega la existencia de un acuerdo para un "alto el fuego total" en Idlib (Siria)

Turquía niega la existencia de un acuerdo para un "alto el fuego total" en Idlib (Siria)
REUTERS / UMIT BEKTAS - ARCHIVO

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Turquía ha negado este jueves un acuerdo para un "alto el fuego total" en la provincia siria de Idlib (noroeste), tal y como anunció el miércoles Rusia, y ha denunciado el ataque contra uno de sus puestos de observación en la zona.

El ministro de Exteriores turco, Ahmet Cavusoglu, ha señalado que las conversaciones con Moscú para cerrar un acuerdo de alto el fuego siguen en marcha y ha pedido que tanto Moscú como Teherán "usen su influencia" sobre Damasco para "poner fin a los ataques".

Respecto al ataque ejecutado durante la jornada contra uno de sus puestos de observación en la 'zona desmilitarizada' de Idlib, Cavusoglu ha denunciado que ha sido "intencionado" y ha advertido de que Ankara "hará lo que sea necesario si se repiten".

"Alrededor de 35 proyectiles de mortero fueron disparados desde la región de Al Sharia, controlada por las fuerzas sirias, contra la 'zona desmilitarizada' en Idlib", ha detallado.

"Han atacado nuestro puesto de observación número diez, ubicado en el monte Zauiya", ha agregado, según ha informado el diario turco 'Hurriyet'. Turquía cuenta con doce puestos de observación en la zona.

Por contra, el Ministerio de Defensa de Rusia ha sostenido que el ataque contra el puesto turco fue perpetrado por rebeldes y ha asegurado que ha realizado bombardeos contra posiciones de Hayat Tahrir al Sham (HTS) tras recibir información por parte de Ankara.

"Aviones de la Fuerza Aérea rusa realizaron cuatro bombardeos contra las posiciones que les facilitó la parte turca", ha apuntado el Ministerio en un comunicado, tal y como ha recogido la agencia rusa de noticias Sputnik.

Así, ha resaltado que el Ejército turco pidió al Centro Ruso para la Reconciliación en Siria --dependiente del Ministerio de Defensa-- que "garantizara la seguridad de sus militares y atacara las posiciones terroristas" después del ataque con proyectiles de mortero.

Por su parte, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha señalado que aunque los bombardeos aéreos en zonas rebeldes han cesado durante la noche se han reanudado este jueves por la mañana.

Los ataques han tenido como objetivo una zona próxima a Jan Sheijún, una localidad bajo control rebelde en el sur de la provincia de Idlib, a lo que los insurgentes han respondido realizando disparos de artillería contra las fuerzas gubernamentales.

El miércoles, el Ejército ruso había informado de que Moscú y Ankara habían acordado un alto el fuego en el noroeste, centrado en Idlib, si bien no especificó durante cuánto tiempo se prolongaría la tregua.

LA OFENSIVA

Rusia y Turquía llegaron a un acuerdo en septiembre de 2018 para establecer una zona desmilitarizada en Idlib, frenando con ello una gran ofensiva militar por parte del Gobierno de Bashar al Assad.

Sin embargo, Hayat Tahrir al Sham (HTS), una coalición de la que forma parte el antiguo Frente al Nusra, otrora filial de Al Qaeda en Siria, logró hace meses numerosos avances frente a otros grupos rebeldes e incrementó su control en la provincia.

Finalmente, el Ejército de Siria lanzó a finales de abril una ofensiva contra Idlib (noroeste) y partes de Hama debido a la presencia en la zona de HTS.

La ofensiva de Idlib es la mayor escalada en el marco de la guerra siria desde el verano de 2018 y ha suscitado la preocupación a nivel internacional debido a la posibilidad de que se acentúe la crisis humanitaria.

El coordinador para Asuntos Humanitarios y Respuesta de Emergencia de Naciones Unidas, Mark Lowcock, alertó recientemente de que "los peores temores" del organismo internacional respecto a la situación en Idlib "se están haciendo realidad".

Más de 200.000 personas se han visto obligadas a huir de la violencia en Idlib desde que comenzaron los ataques a finales de abril, según Naciones Unidas.

Para leer más