29 de enero de 2020
13 de diciembre de 2019

Turquía rechaza la resolución de EEUU sobre el genocidio armenio y dice que pone en peligro las relaciones bilaterales

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Turquía han rechazado este jueves la resolución que reconoce el genocidio armenio durante el Imperio Otomano y han asegurado que "pone en peligro las relaciones bilaterales" entre ambos países.

El jefe de prensa de la Presidencia turca Fahrettin Altun ha señalado que "la resolución sobre Armenia compromete los lazos" con Washington y ha afirmado que las "sanciones y amenazas no pondrán en tela de juicio los intereses de Turquía en materia de seguridad nacional".

"El comportamiento de algunos miembros del Congreso de los Estados Unidos está dañando los lazos turco-estadounidenses. La resolución armenia que se aprobó hoy en el Senado ponen en peligro el futuro de nuestra relación bilateral", ha aseverado en su cuenta de Twitter.

Así, ha aseverado que "las resoluciones no traerán ningún bien a las relaciones entre Turquía y los Estados Unidos". "Como dijimos anteriormente, esperamos que nuestros hermanos armenios se pongan de pie y eviten que el Congreso de los Estados Unidos destruya cualquier intento de conciliar nuestras diferencias a través de canales científicos y académicos", ha explicado.

Por su parte, el portavoz de la Presidencia Ibrahim Kalin ha indicado en un comunicado que el Gobierno "condena fuertemente y rechaza" la decisión del Senado estadounidense de imponer "en sus relatos políticos una visión de la historia distorsionada".

"La resolución pasará en la Historia como acciones irresponsables e irracionales de ciertos miembros del Congreso dirigidas contra Turquía. Asumirán la responsabilidad por causar un daño duradero a las relaciones de los dos países", ha manifestado en su cuenta de Twitter.

El senador demócrata Bob Méndez, impulsor de la propuesta, confirmó este jueves que la resolución ha sido aprobada y ha destacado que "es apropiado que el Senado esté en el lado correcto de la Historia".

Así, ha sostenido que la resolución "conmemora la verdad sobre el genocidio armenio". El texto había sido bloqueado en tres ocasiones en las últimas semanas bajo el argumento de que podría dañar las relaciones con Turquía.

Las relaciones entre Estados Unidos han pasado numerosos altibajos en los últimos años y en la actualidad son tensas por la decisión de Ankara de comprar a Rusia el sistema de defensa antiaérea S-400, lo que provocó su expulsión del programa de los F-35 de la OTAN.

El genocidio armenio, cometido entre 1915 y 1918, ha sido reconocido desde 1965 por varias decenas de países y 43 estados de Estados Unidos. También ha sido reconocido por el Vaticano, el Parlamento Europeo, el Consejo Mundial de Iglesias y otras instituciones.

Turquía no niega que las masacres de civiles armenios ocurrieran, pero no admite que se tratase de un genocidio, y sostiene que las muertes no fueron resultado de un plan de exterminio masivo dispuesto por el Estado otomano.