13 de agosto de 2020
5 de marzo de 2014

Expulsan de la sede del gobierno en Donetsk a manifestantes prorrusos

Unos 200 manifestantes prorrusos siguen frente al edificio y amenazan con volver a ocuparlo

   DONETSK (UCRANIA), 5 Mar. (Reuters/EP) -  

   Las autoridades ucranianas han conseguido este miércoles expulsar a un grupo de manifestantes prorrusos de un edificio del gobierno regional y han izado la bandera del país en lugar de la rusa que ondeaba desde el fin de semana, en un importante cambio en el este del país, de mayoría rusófona.

   La sede de la administración de Donetsk había estado controlada desde el lunes por activistas que irrumpieron al grito de "Putin ven" y reclamaron el control de la fuerza policial regional y el fin de los lazos con Kiev. Según la Policía ucraniana, han sido evacuado pacíficamente tras recibir informaciones de que había colocados explosivos.

   Donetsk, lugar natal del depuesto presidente Viktor Yanukovich, ha registrado de forma persistente manifestaciones a favor de Moscú desde que estallaron las protestas en el este y el sur el sábado después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, declarara su derecho a invadir el país vecino.

   Este mediodía, la bandera azul y amarilla de Ucrania había reemplazado la bandera tricolor rusa en lo alto del edificio de once plantas, pero otra bandera rusa seguía ondeando en un mástil enfrente.

   Un gran número de policías están vigilando el edificio provistos de cascos y escudos y también hay perros expertos en la detección de explosivos.

   Unos 200 manifestantes prorrusos siguen apostados en tiendas de campaña delante del edificio. Su líder, el empresario local Pavel Gubarev, quien se ha proclamado a sí mismo "gobernador del pueblo", ha considerado la evacuación una "provocación" y ha prometido que volverán a entrar en el edificio.

"TENEMOS UN GRAN APOYO"

   "Estamos decididos a erigir nuestro poder del pueblo en la región de Donetsk y no nos retiraremos. Tenemos un gran apoyo", ha defendido Gubarev. "Cuando regresemos a dentro, no quiero ver a ni un solo policía en el edificio. Entonces iremos a la Policía, echaremos al jefe que fue impuesto por Kiev, pondremos a nuestro jefe en su lugar y declararemos a la Policía una fuerza municipal", ha añadido.

   Kiev acusa a Moscú de organizar las marchas para crear una excusa para una intervención militar, trasladando en autobús a rusos a través de la frontera para protestas. Algunos de los seguidores son claramente personas de fuera que hablan ruso sin el distintivo acento local, aunque otros parecen de la zona.

   Manifestantes prorrusos izaron banderas rusas en edificios gubernamentales en varias ciudades del este y el sur de Ucrania el sábado horas antes de que el Parlamento ruso votara a favor de dar a Putin la autoridad de invadir. Otras fueron arriadas rápidamente, pero la bandera en Donetsk se mantuvo y Gubarev y sus seguidores consiguieron entrar en el edificio dos días después.

   El martes por la noche, unos 1.500 manifestantes marcharon por Donetsk enarbolando banderas ucranianas y en contra de la intervención militar rusa, la primera vez que los partidarios de las nuevas autoridades en Kiev superaban en número a los prorrusos en esta ciudad. Algunos portaban pancartas en las que se podía leer "soy ruso, no me protejas".

   Para este miércoles están previstas grandes manifestaciones de ambos bandos en Donetsk y otras ciudades del este.

Para leer más