30 de noviembre de 2020
9 de junio de 2006

UE/África.- Zapatero, Chirac y Sócrates piden que en la próxima Cumbre se empiece a hablar de la estrategia hacia África

Los tres mandatarios apoyan la Cumbre UE-África de Lisboa durante el segundo semestre de 2007

MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; el presidente de Francia, Jacques Chirac; y el primer ministro portugués, José Sócrates, enviaron hoy una carta conjunta al canciller alemán, Wolfang Schussel, en el que piden que en el próximo Consejo Europeo del 15 y 16 de junio se empiece a hablar de la estrategia europea hacia África.

Los tres mandatarios recuerdan a la presidencia austríaca de la Unión Europea que Europa y Africa "están unidas por la historia, la geografía y por una visión común de un futuro en paz, democrático y próspero para todos sus pueblos" y que la citada estrategia ofrece a los europeos "un marco de acción amplio para apoyar los esfuerzos de África para conseguir los Objetivos de Desarrollo del Milenio en 2015", así como el interés de Europa de que África sea un continente "estable y próspero".

Zapatero, Chirac y Sócrates subrayaron que la pasada reunión de la 'troika' ministerial UE-África acaba de acordar con los socios africanos "dar un paso adelante y trabajar conjuntamente en una propuesta que marque las grandes líneas de una estrategia común UE-África".

"A este respecto, atribuimos una gran importancia al trabajo conjunto de poner al día los compromisos, tanto por parte europea como africana, sobre el Plan de Acción de El Cairo, aprobado en nuestra primera Cumbre, la agenda política de la Unión Africana y nuestra propia estrategia de la Unión Europea para Africa", hicieron hincapié a Schussel.

Estos esfuerzos van a "coexistir", en su opinión, con otros "renovados instrumentos fundamentales" de las relaciones bilaterales y multilaterales, como el Acuerdo de Cotonou o los Acuerdos de partenariado económico que se están negociando en la actualidad con los países ACP.

En este contexto, consideraron "esencial" que los recursos del décimo Fondo Europeo de Desarrollo (FED) puedan responder "plenamente" a las exigencias de la creación de empleo y de riqueza en los países de origen de las migraciones. "La conclusión de Planes de acción ambiciosos con la mayoría de nuestros socios del sur del Mediterráneo, piezas clave de nuestra futura política de vecindad, complementará también el Proceso de Barcelona", opinaron.

A la vista de las "importantes" tareas que los europeos tienen ante sí, los tres dirigentes señalaron que la discusión prevista sobre la Estrategia de África en el Consejo Europeo de diciembre será "muy oportuna" en estos momentos. "Esperamos que este punto ocupe un lugar relevante en nuestra agenda de diciembre, pero, si es posible, deberíamos empezar ya a hablar de Africa en el próximo Consejo Europeo", pidieron al canciller austríaco.

"Insistiendo en la valoración y en la importancia de nuestras relaciones con Africa, confiamos poder dar un pleno impulso político a las actuales y a las nuevas iniciativas y, al mismo tiempo, enviar un importante mensaje a Africa y a nuestros ciudadanos", se indica en la carta enviada hoy.

Por ello, subrayaron la importancia de convocar una segunda Cumbre UE-Africa que sería el "marco ideal para endosar y lanzar formalmente" la estrategia común UE-Africa. "Esta nueva Cumbre, que tendrá lugar en Lisboa, podría celebrarse durante la presidencia portuguesa en la segunda mitad de 2007, de acuerdo con un calendario y unos procedimientos a fijar con la contraparte africana. Esta Cumbre podrá, en lo que concierne a la estrategia relativa a los problemas de las migraciones y del desarrollo, basarse en el trabajo realizado en la Conferencia Ministerial de Rabat los días 10 Y 11 de julio 2006", explicaron.

Para que ello sea posible, instaron a hacer "nuevos esfuerzos" para superar las presentes dificultades. "Como en las relaciones de la UE con otras regiones del mundo, una nueva Cumbre UE-África dará el impulso político necesario para poder avanzar en esta ambiciosa agenda común", concluyeron.