3 de abril de 2020
17 de marzo de 2008

UE.- CE propone agilizar los intercambios de información entre Estados para combatir el fraude al IVA con más eficacia

BRUSELAS, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea aprobó hoy enmendar la actual norma comunitaria contra el fraude al Impuesto al Valor Añadido (IVA) en los Estados miembros, así como la normativa que regula la cooperación entre Estados a nivel administrativo con el objetivo de "acelerar la recogida e intercambio de información de transacciones intracomunitarias" entre los Estados miembros para aumentar la eficacia en la lucha contra el fraude fiscal en la UE.

El comisario de Fiscalidad y Unión Aduanera, László Kovács, aseguró que las medidas propuestas por el Ejecutivo comunitario "constituyen un primer paso para una lucha más eficaz contra el fraude al IVA" entre cuyos beneficios, citó, "su rápida aplicación" en los Veintisiete, así como el hecho de que "no imponen cargas administrativas excesivas en los operadores económicos".

En el caso del fraude de tipo 'carrusel', los Estados miembros tardan en recibir información sobre transacciones fronterizas en el plazo de tres a seis meses. Por ello, Bruselas propone limitar por norma este periodo a entre uno y dos meses para permitir detectar estos fraudes con mayor rapidez.

El fraude carrusel se produce cuando una empresa adquiere un producto en otro Estado miembro sin pagar IVA a su suministrador. A continuación, lo vende dentro de su país a un tercer operador, al que sí le carga el impuesto, pero no lo devuelve al fisco y desaparece. El tercer operador reclama a la administración que le devuelva el IVA que ha pagado, lo cual supone una pérdida financiera para el Estado miembro afectado.

Además de reducir de tres a un mes el periodo en el que los Estados miembros deberán remitir a otros información sobre las transacciones intracomunitarias, la Comisión quiere reducir a un mes el tiempo en el que una persona --que debe pagar IVA-- tiene para declarar una transacción intracomunitaria que implique la compra de un producto o servicio dentro de la UE.

Con el objeto de recabar información cada mes y poderla contrastar, la Comisión quiere obligar a los compradores que hacen este tipo de transacciones por valor superior a los 200.000 euros por año a remitir sus declaraciones de IVA que pagan cada mes. También propone simplificar los procedimientos para presentar este tipo de declaraciones.