23 de febrero de 2020
11 de noviembre de 2019

La UE da el primer paso para sancionar a empresas e individuos por perforaciones "ilegales" en aguas de Chipre

BRUSELAS, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE han dado este lunes el primer paso de cara a imponer sanciones a personas y entidades responsables de las perforaciones "ilegales" de hidrocarburos en aguas de la zona económica exclusiva de Chipre con la aprobación de un marco jurídico para poder hacerlo.

Por ahora se trata de "una lista vacía" pero se espera que ahora Chipre o Grecia --los dos países que han reclamado imponer sanciones a Ankara por las exploraciones de hidrocarburos-- u otro Gobierno europeo presenten nombres concretos para ello, han explicado fuentes diplomáticas, que recuerdan en todo caso que las sanciones deben estar sólidamente motivadas para poder defenderlas ante tribunales si Ankara recurre las sanciones y los Veintiocho deberían dar su visto bueno a las designaciones.

La UE podrá imponer sanciones a personas o entidades "responsables" de la exploración o producción de hidrocarburos "no autorizada por Chipre" dentro de sus aguas territoriales marítimas, su zona económica exclusiva o la plataforma continental.

"Esto incluye, en los casos en que la zona económica exclusiva o la plataforma continental no se hayan delimitado con arreglo al Derecho internacional, las actividades que puedan comprometer o dificultar la consecución de un acuerdo de delimitación"; ha precisado el Consejo en un comunicado.

Las sanciones --congelación de activos y prohibición de entrada en la UE-- también se podrán extender a las personas o entidades que presten apoyo financiero, técnico o material para la exploración y producción de hidrocarburos de forma ilegal o las personas y empresas asociadas a ellas.

Además, las empresas europeas y los particulares tendrán prohibido facilitar fondos para las personas o entidades eventualmente sancionadas.

Los Veintiocho suspendieron en junio los contactos de alto nivel con Turquía y las negociaciones del acuerdo de transporte aéreo y acordaron recudir las ayudas europeas a la preadhesión para Turquía previstas en 2020 y que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) revisara sus préstamos al país por estas actividades que consideran "ilegales" a la luz del Derecho Internacional y violan la soberanía de Chipre y reclamaron preparar "opciones" para sanciones "dirigidas" a personas y entidades.

Para leer más