31 de mayo de 2020
8 de abril de 2020

La UE reorientará 15.600 millones para ayuda externa por el coronavirus, sin movilizar nuevos fondos

La UE reorientará 15.600 millones para ayuda externa por el coronavirus, sin movilizar nuevos fondos
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen - ETIENNE ANSOTTE/EUROPEAN COMMISS / DPA

Sigue en directo la crisis del coronavirus en España y el mundo

BRUSELAS, 8 (EUROPA PRESS)

La Unión Europea asegurará fondos por valor de 15.600 millones de euros para ayuda exterior en países de cuatro continentes para atajar la crisis del coronavirus, aunque no movilizará nuevos fondos, ya que esta cantidad proviene de redirigir programas de cooperación ya existentes de la UE.

Una parte del plan se destinará a aumentar los recursos sanitarios ante el virus, aunque la gran parte de los fondos servirán para aplacar el impacto socioeconómico a largo plazo que tendrá la pandemia.

Según ha informado la UE, la mayoría de estos fondos provienen de redirigir programas europeos ya existentes para que se usen para paliar la crisis del coronavirus. Asimismo, incluye además 5.000 millones en préstamos del Banco Europeo de Inversiones (BEI) que se pondrán a disposición de los países que lo necesiten.

"No hay dinero nuevo, es la misma cantidad de recursos que ha sido reorientarada para hacer frente a lo que ahora se considera la principal prioridad", ha asegurado el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, en una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Asuntos Exteriores de ministros de Cooperación que ha acordado el paquete.

En todo caso, Borrell ha querido aclarar que ningún país se verá perjudicado por esta maniobra. Ningún socio recibirá menos fondos de los comprometidos por el bloque europeo, pero sí se reorientarán programas según las necesidades derivadas de la pandemia.

El jefe de la diplomacia ha insistido en los esfuerzos de la UE dando una respuesta mundial a la crisis. "Es una lucha global y la ganaremos o la perderemos juntos. La cooperación y los esfuerzos conjuntos en el ámbito internacional y las soluciones multilaterales son la salida para una agenda verdaderamente global en el futuro", ha asegurado el Alto Representante, quien ha recalcado su preocupación por la gravedad que puede alcanzar la crisis del coronavirus en África.

Controlar la pandemia en el continente vecino es una prioridad para la UE, puesto que en la capital comunitaria entienden que si la situación no se ataja en África, nuevas brotes podrían llegar en el futuro al viejo continente.

"Esta ayuda no es solo ser leal a nuestros valores, sino también asegurar que ganamos la batalla contra el virus y que no tenemos que volver a vivir esto otra vez en unos meses", ha explicado Borrell. "Si no se derrota al virus en todos lados, no se le derrotará", ha avisado.

En concreto, 502 millones de euros se emplearán para la respuesta urgente al virus, en el corto plazo. Otros 2.800 millones irán a parar a la investigación y la mejora de los sistemas de agua y sanidad en los países socios y un montante de 12.280 millones se usarán para combatir las consecuencias socioeconómicas de la crisis.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha puesto de manifiesto en un comunicado que la UE trabaja "sin descanso" para luchar contra la pandemia, recalcando que la amenaza global que representa el coronavirus requiere de una mayor cooperación internacional.

Así, ha anunciado que pronto el vicepresidente de Promoción de Estilo de Vida Europeo, Margaritis Schinas, convocará un evento de donantes para movilizar más fondos y ayudar a los esfuerzos de la OMS en los países más vulnerables.

ALCANCE MUNDIAL

El alcance será mundial, ya que están previstas inversiones en cuatro continentes distintos. Para África se prevén 3.250 millones, de los cuales 2.060 millones se destinará a ayudar a países subsaharianos y 1.190 millones a naciones vecinas del norte de África.

La UE ha explicado que la distribución de los fondos sigue la lógica de ayudar a las necesidades los países socios, pero también ha tenido en cuenta la complementariedad con otros esfuerzos de actores europeos e internacionales en el terreno.

Para la vecindad europea, la Comisión apunta a una inversión de 3.070 millones de euros, que se repartirán su mayoría para el sur, Marruecos, Túnez, Palestina, Libia, Líbano, Siria y Jordania, unos unos 2.000 millones.

Para Europa del este se destinarán 982 millones, que servirán para aliviar la situación en Armenia, Azerbaiyán, Georgia, Moldavia, Ucrania y Bielorrusia. Además para los Balcanes y Turquía, el plan contempla hasta 800 millones.

En la región de Asia y el Pacífico el paquete de ayuda de la UE asegurará 1.220 millones, otros 291 millones para Estados de África, del Caribe y del Pacífico y 918 para respaldar a socios en Latinoamérica y el Caribe. Los países y territorios de ultramar se podrán beneficiar con hasta 111 millones de este plan.

Para leer más