23 de febrero de 2020
27 de septiembre de 2008

UE/EEUU.- España propone crear una red permanente UE-EEUU de intercambio de información sobre terrorismo en Internet

MADRID, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, planteó hoy en Bonn la creación de una red permanente entre países de la UE y Estados Unidos para el intercambio rápido de información detectada en Internet sobre terrorismo. Este instrumento permitiría agilizar las investigaciones policiales y mejorar la capacidad de prevención frente a los ataques terroristas, indicó en declaraciones recogidas en un comunicado difundido por el Ministerio del Interior.

Camacho representó al Gobierno español en la reunión del G-6, un grupo que integran los Ministerios de Interior de Alemania, Reino Unido, Italia, Francia, Polonia y España que se celebra en Bonn, en Alemania. A la cita también acudieron representantes estadounidenses.

El secretario de Estado destacó que Internet es actualmente el medio más utilizado por las organizaciones vinculadas con el terrorismo internacional tanto en los procesos de radicalización como en los intercambios de información y comunicaciones entre sus miembros. Sin embargo, la investigación de estas actividades por parte de las fuerzas de seguridad de cada país es extremadamente compleja por las limitaciones legales y, sobre todo, técnicas, dado que en muchas ocasiones los terroristas utilizan infraestructuras tecnológicas ubicadas en diferentes países.

La creación de una red permanente de cooperación policial que establezca el intercambio de información entre miembros de la Unión Europea y Estados Unidos sobre actividades relacionadas con el terrorismo y desarrolladas a través de Internet mejoraría la capacidad operativa de la lucha contra el terrorismo y permitiría aportar en un periodo de 24 o 48 horas información relevante para el desarrollo de investigaciones policiales.

Camacho propuso la creación de un grupo de trabajo formado por expertos que estudie los casos y procedimientos de actuación para el establecimiento y el funcionamiento de esta red. Recordó además que buena parte de las investigaciones que realizan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se ven interrumpidas en muchas ocasiones porque los datos se encuentran en servidores de Internet de otros países, por lo que establecer una vía directa de cooperación técnica y legal entre países miembros de la UE y Estados Unidos permitirá mejorar la capacidad de actuación policial y, por lo tanto, la prevención de atentados terroristas.

Durante la reunión de Bonn, los máximos responsables de Interior del G-6 y el secretario de Seguridad Interior de Estados Unidos, Michael Chertoff, analizaron diferentes aspectos relacionados con las políticas que es necesario desarrollar para hacer frente al terrorismo internacional.

Todos ellos coincidieron en la importancia de impulsar una estrategia internacional que siga potenciando la colaboración bilateral y multilateral, además del papel que juegan instituciones como la ONU.

Los mandatarios abogaron por la prevención de la radicalización y, para ello, acordaron seguir trabajando en medidas que permitan a las sociedades democráticas hacer frente tanto a los propios terroristas como a las causas y raíces del terrorismo internacional.

En el primer ámbito, evitando que los terroristas puedan acceder a las armas y materiales que necesitan para llevar a cabo sus atentados y potenciando las capacidades de los servicios policiales y de inteligencia capaces de detectar y detener a los posibles terroristas y evitar así que lleguen a cometer sus crímenes.

Respecto al segundo eje, la lucha contra las causas y raíces, los participantes en la reunión de Bonn coincidieron en la importancia de evitar los procesos de radicalización y reclutamiento, adoptando medidas que respeten las diferencias culturales y religiosas.

Chertoff recordó que, para conseguir este objetivo, es indispensable lograr una "cooperación más estrecha con las comunidades musulmanas y con los regímenes musulmanes más moderados. Es el único camino para neutralizar el mensaje de que Occidente pretende estrangular el Islam muchas veces utilizado por los terroristas para justificar sus acciones criminales, y sustituirlo por una idea mucho más cercana a la realidad: el Islam sólo tiene futuro en sociedades abiertas, tolerantes y democráticas".