5 de marzo de 2021
11 de septiembre de 2008

UE.- Francia propone a UE controlar los vuelos procedentes de 30 países en el marco de lucha contra terrorismo islámico

La ministra francesa de Interior quiere elaborar un manual para detectar el reclutamiento en las cárceles europeas

PARIS, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

La ministra francesa del Interior, Michèle Alliot-Marie, propondrá a sus socios de la Unión Europea ampliar a 30 países el dispositivo de control de fronteras aéreas para detectar a potenciales terroristas islámicos que regresan a Europa tras haber sido formados por la red de Al Qaeda en zonas como la frontera afgano-paquistaní, los países del Magreb o el golfo Pérsico.

Actualmente, en coordinación con las compañía aéreas, se vigila a los viajeros que vienen de cinco países considerados de riesgo, como Yemen o Pakistán, donde se sabe que hay redes de formación de terroristas, para conocer sus nombres y las fechas de salida y llegada proporcionadas por las aerolíneas. No obstante, la titular francesa de Interior quiere mejorar este dispositivo.

"Lo que propondré, en el marco de la presidencia francesa de la UE, es extender este dispositivo a otros países que pueden servir de cobijo o donde puede haber formación, que es de una treintena", explicó en rueda de prensa en la que alegando razones de seguridad evitó detallar los países que a su juicio deben integrar la lista.

Asimismo, se deberán tener en cuenta los vuelos con escala, por lo que será necesario determinar los países de paso y si las personas a las que se hace el seguimiento viajan con otras personas, para prevenir, por ejemplo, el desvío de aviones.

Además, a la vista de que las prisiones son un "auténtico vivero" para el reclutamiento de nuevas células terroristas, ha propuesto a sus homólogos comunitarios elaborar un manual sobre el islamismo en las cárceles para informar a los profesionales de la seguridad sobre cómo detectar e impedir este tipo de reclutamiento. En este contexto, se celebrará el próximo 30 de septiembre en París un Seminario sobre la radicalización en las prisiones.

"Los países europeos y Francia suponen un objetivo privilegiado y permanente de los terroristas que dicen pertenecer a Al Qaeda en sus diferentes formas y, hay que decirlo claro, la amenaza es constante y elevada", remachó la ministra.

Ello conlleva "anticiparse" a los riesgos y, por eso, se siguen todas las redes de reclutamiento que antes conducían a Irak y, desde hace algunos meses alimentan las redes islamistas radicales de la zona paquistano-afgana. Esta zona, junto al Magreb islámico son hoy las dos regiones del globo más afectadas por el movimiento islamista afiliado a Al Qaeda, según Alliot-Marie.

"Algunos barrios sensibles de nuestra periferia siguen siendo objetivos elegidos por los activistas salafistas. Los jóvenes son llevados luego para recibir formación teológica en tierra de Islam en escuelas coránicas, como las madrasas de Pakistán, Egipto o Yemen", relata Alliot-Marie en una entrevista que hoy publica 'Le Figaro'.

En la misma, revela también que más de una decena de jóvenes yihaidistas franceses han viajado a la frontera entre Afganistán y Pakistán para recibir entrenamiento al lado de los talibán y que,desde principios de año, los servicios antiterroristas han detenido 55 islamistas en suelo francés, una cifra que en 2007 se elevó a 89 activistas.