22 de marzo de 2019
3 de noviembre de 2008

UE.- La recesión en España durará hasta el primer trimestre de 2009 y luego habrá estancamiento hasta fin 2010

BRUSELAS, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

La recesión durará en España hasta el primer trimestre de 2009 y luego no seguirá una recuperación rápida sino un periodo de estancamiento que se prolongará al menos hasta la segunda mitad de 2010, según las previsiones económicas de otoño hechas públicas hoy por la Comisión Europea. Bruselas prevé que la economía española crezca un 1,3% este año, se contraiga un 0,2% en 2009 y se recupere un 0,5% en 2010.

En total, la economía española se contraerá durante tres trimestres consecutivos: el tercero y el cuarto de 2008, con crecimientos negativos del 0,2% y del 0,3%, respectivamente; y el primer trimestre de 2009, cuando la economía retrocederá un 0,1%, según las previsiones de Bruselas.

"Los dos trimestres restantes de este año, el tercer y cuarto trimestres de 2008, y el primer trimestre del próximo año 2009 registrarán crecimientos negativos", explicó el comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia. "A partir de ahí estimamos que el crecimiento puede volver a una zona positiva, lo cual es consistente con un crecimiento para el año 2010 del 0,5%", agregó.

De acuerdo con las previsiones, a partir de abril de 2009, la economía española abandonará el crecimiento negativo pero se mantendrá prácticamente estancada, con un avance de sólo el 0,1% durante el tercer y cuarto trimestres de 2009 y el primer y segundo trimestres de 2010. Sólo en los dos últimos trimestres de 2010 el crecimiento se acelerará ligeramente, al 0,2%.

Este perfil contrasta con el del otro país de la eurozona más afectado por la crisis inmobiliaria, Irlanda, que decrecerá este año un 1,6% y un 0,9% en 2009. Para Irlanda, Bruselas prevé que la recesión dure hasta el tercer trimestre de 2009, pero a partir de ese momento la economía se relanzará y alcanzará un crecimiento del 2,4% en 2010.

Almunia destacó en todo caso que las previsiones tanto para España como para el resto de países de la UE son muy inciertas porque todavía no se ha superado la crisis financiera, la economía real "está acusando claramente el impacto de la crisis financiera, la vivienda tiene sus "problemas específicos", y hay problemas para ajustar la balanza por cuenta corriente.

"El grado de incertidumbre es muy grande y las previsiones, sobre todo cuando hablamos de 2010, hay que tomarlas para bien o para mal con mucho cuidado", dijo el comisario.