31 de mayo de 2020
22 de septiembre de 2008

UE.- Sólo el 0,1% de los españoles residen y trabajan en otro Estado comunitario, según datos de la CE

La UE acoge a más inmigrantes de terceros países que de los propios Estados miembros

BRUSELAS, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los españoles son los europeos que menos residen y trabajan en otro Estado miembro distinto del suyo, según refleja un informe de la Comisión Europea presentado hoy sobre movilidad laboral en la Unión Europea con datos de 2007 y, de acuerdo con el cual, sólo el 0,1% de la población española en edad de trabajar reside y trabaja en otro Estado miembro distinto del suyo, por detrás de países como Italia y Finlandia (0,2%) y de Francia, Alemania y Reino Unido (0,3%).

Además, el informe pone de relieve que todos los Estados miembros acogen de forma "significativa" a más extranjeros de terceros países en su mercado laboral que a los propios ciudadanos de otros Estados miembros, explicó hoy la responsable comunitaria de Integración de Personas Discapacitadas, Goelen Wallis. En el conjunto de Estados miembros, un 4,1% de su población en edad de trabajar procede de un tercer país extracomunitario, frente al 2.2% en el caso de los europeos que viven en un Estado miembro distinto del suyo.

España sigue siendo con mucho el país comunitario que más flujo de inmigrantes de terceros países no comunitarios acoge en su territorio con un 2,7% de su población total, según datos de 2007 que maneja el Ejecutivo comunitario. Este porcentaje se refiere en concreto a los extranjeros extracomunitarios en edad de trabajar y residentes en un Estado comunitario hasta 4 años.

El país que más solicitantes comunitarios de empleo recibe es Luxemburgo, pero también Irlanda y Reino Unido, según datos del Ejecutivo comunitario. En cambio, Lituania, Chipre, Rumanía y Polonia siguen siendo los países comunitarios que más mano de obra generan en otros Estados miembros, explicó la portavoz de Empleo y Asuntos Sociales de la Comisión, Katharina Von Schnurbein.

La portavoz recordó a los países comunitarios que todavía aplican restricciones a la movilidad laboral de rumanos y búlgaros, entre ellos España, que tienen hasta abril de 2009 para notificar al Ejecutivo comunitario si tienen intención de prorrogar o no estas restricciones y justificarlo si así lo deciden. Bruselas presentará un informe sobre la libertad de movimiento de trabajadores en la UE a finales de este año.

En términos generales, la Comisión Europea reconoció hoy que el número de europeos que trabajan en otro Estado miembro distinto del suyo es todavía "demasiado bajo" ya que, en la actualidad, sólo el 2.2% de los europeos en edad de trabajar (algo más de 5 millones de ciudadanos), lo ha hecho en el último año en otro Estado miembro distinto del suyo, aunque sea de manera temporal, medio punto porcentual más que hace dos años.

Sin embargo, el Ejecutivo comunitario puso hoy de relieve que la movilidad laboral "ha crecido" en los últimos dos años, especialmente en relación a niveles de movilidad durante "periodos cortos de tiempo" por parte de jóvenes europeos, los que más se lanzan a viajar y trabajar en otro Estado miembro debido a las tasas de desempleo que afectan más a los jóvenes. Por ello, el perfil que extendido de europeos dispuestos a viajar a otro Estado miembro es el de "un joven, bien educado y bien cualificado".

JORNADAS EUROPEAS DE EMPLEO

Con el objeto de dar a conocer los puestos de trabajo vacantes en la Unión Europea y poner en contacto a trabajadores y empresarios europeos que buscan cubrir empleos en toda Europa, la Comisión Europea organiza más de 500 eventos en 250 ciudades europeas, incluidas en Palma de Mallorca, Bilbao y Granada, hasta el próximo 4 de octubre, en el marco de las Jornadas Europeas de Empleo 2008. En la actualidad, un total de 1.400 millones de empleos están vacantes en el conjunto de Estados miembros, según datos de Bruselas.

El objetivo de las jornadas no es sólo poner en contacto a trabajadores y empresarios europeos y facilitar entrevistas in situ, sino también explicar al conjunto de ciudadanos europeos "los beneficios de la movilidad laboral" en la actualidad, así como facilitarles información sobre las condiciones de vida y de trabajo en otros Estados miembros, especialmente para disipar los principales temores de los europeos a la hora de buscar trabajo en otro Estado: no encontrar trabajo y no tener "cobertura social" en otro Estado miembro distinto del suyo.

En año pasado, se crearon 1.000 puestos de trabajo durante las Jornadas Europeas de Empleo 2007, a partir de un proceso de selección de currículos en el que participaron más de 10.000 personas. Las Jornadas están financiadas a través del presupuesto comunitario destinado a Eures, el portal comunitario dirigido a promover la movilidad socio-laboral en la UE.