7 de junio de 2020
29 de marzo de 2020

La UE se suma al llamamiento de la ONU a un alto el fuego en Siria ante la pandemia de coronavirus

La UE se suma al llamamiento de la ONU a un alto el fuego en Siria ante la pandemia de coronavirus
Josep Borrell, en Bruselas - DATI BENDO/EUROPEAN COMMISSION/D / DPA

MADRID, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea (UE) se ha sumado este domingo al llamamiento formulado el martes por Naciones Unidas a favor de un alto en fuego en Siria ante la pandemia de coronavirus.

"El alto el fuego recientemente acordado en Idlib sigue siendo frágil. Debe ser mantenido y extendido a todo Siria", ha sostenido la oficina del Alto Representante de la UE para Política Exterior y Seguridad Común, Josep Borrell.

En su comunicado, la UE ha resaltado que "poner fin a las hostilidades en el país es importante en sí mismo, pero es también una condición previa para detener la propagación del coronavirus y proteger a una población ya en apuros de sus potencialmente devastadoras consecuencias, particularmente en Idlib, con su alta cifra de desplazados".

Asimismo, ha expresado su apoyo a la petición del enviado especial de la ONU para Siria, Geir Pedersen, a favor de una "liberación a gran escala de detenidos en manos del régimen sirio".

El bloque ha recalcado además que "ha apoyado al pueblo sirio durante diez años de guerra y lo hará también a la hora de hacer frente a las consecuencias de este desafío adicional".

"La UE está trabajando con socios internacionales, agencias de la ONU y ONG para incrementar su respuesta a la pandemia", ha dicho, antes de agregar que "apoya completamente" los esfuerzos de Pedersen y una solución política al conflicto.

Pedersen reclamó el martes un alto el fuego a nivel nacional en Siria para hacer frente a la pandemia y alertó del riesgo que supone para el país, días después de que Damasco confirmara el primer caso de coronavirus.

"Los sirios son muy vulnerables al coronavirus. Las instalaciones sanitarias han sido destruidas o se encuentran degradadas. Hay escasez de equipamiento médico clave y profesionales sanitarios", sostuvo.

Así, Pedersen destacó que "los desplazados internos y refugiados, así como los detenidos y secuestrados, viven en unas condiciones especialmente peligrosas", antes de mostrar su "preocupación real" del virus sobre "las mujeres sirias, que ya se encuentran al frente de los sistemas sanitarios y de apoyo comunitario".

"Esta amenaza común no conoce fronteras y no discrimina. No le importa que vivas en zonas controladas por el Gobierno o en otras zonas. Pone en peligro a todos los sirios", arguyó.

"Para hacer frente a este peligro, el pueblo sirio, que sufre desde hace mucho, necesita desesperadamente un periodo de calma sostenido en todo el país y respetado por todas las partes", zanjó.

Para leer más