23 de octubre de 2019
10 de julio de 2014

La UE y Ucrania discuten con Rusia el viernes sus preocupaciones por su acuerdo de libre comercio

Moscú alega que el acuerdo tendrá un impacto negativo y la UE defiende que no genera "ningún problema dramático"

La UE y Ucrania discuten con Rusia el viernes sus preocupaciones por su acuerdo de libre comercio
POOL NEW / REUTERS

BRUSELAS, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea, Rusia y Ucrania discutirán este viernes en Bruselas las preocupaciones de Moscú por el impacto económico negativo que alega que tendrá el acuerdo de libre comercio firmado entre el bloque europeo y su exrepública soviética. Se trata de la primera vez que las tres partes mantienen una reunión a nivel ministerial de este tipo.

El comisario de Comercio, Karel de Gucht, representará a la UE en la ronda, a la que acudirán el ministro de Exteriores ucraniano y exjefe negociador ucraniano del acuerdo con la UE, Pavlo Klimkin, y el ministro de Desarrollo Económico ruso, Alexei Ulyukayev, según han confirmado fuentes europeas. Se espera que el comisario mantenga sendos encuentros bilaterales primero con Ucrania y luego con Rusia y después, por la tarde, mantendrán una reunión trilateral.

Las tres partes tuvieron el pasado 3 de julio una reunión técnica para preparar la ronda política, pero las posturas siguen muy alejadas, según una fuente europea de alto nivel, que admite que el resultado el viernes puede ser "cero".

"No hemos sido capaces de lograr acordar una conclusión en muchos aspectos fundamentales", según la parte europea, que insiste en que su acuerdo con Ucrania no genera "ningún problema dramático particular" para las relaciones comerciales y económicas entre Rusia y Ucrania y asegura que, en todo caso, cualquier cuestión puede resolverse en el marco de la aplicación del acuerdo.

La UE, que ha dejado claro que "no hay base" para que Rusia reclame a la UE compensaciones económicas por el acuerdo, ha aceptado mantener ahora discusiones trilaterales con Rusia y Ucrania --que rechazó cuando lo planteó el expresidente ucraniano Viktor Yanukovich-- por el contexto "diferente" porque el acuerdo de asociación y libre comercio ya se ha firmado y porque, entonces, la intención aparente era "reabrir" el texto del acuerdo, algo que la UE rechaza de plano. La UE y Rusia sí han mantenido reuniones bilaterales sobre el impacto de sus acuerdos de asociación y libre comercio con Ucrania, Moldavia y Georgia -pactadas en la cumbre entre la UE y Rusia en enero_en marzo y dos en junio.

La UE asegura que su acuerdo de libre comercio con Ucrania es "plenamente compatible" con el acuerdo de libre comercio en el seno de la Comunidad de Estados Independientes (CEI) liderada por Rusia y ha advertido de que cualquier represalia comercial de Rusia hacia Ucrania como la supresión de ventajas comerciales por el acuerdo con la UE está "completamente injustificado" y sería "ilegal" según el acuerdo de la CEI. Kazajistán y Bielorrusia, que también formar parte del acuerdo de libre comercio en la Comunidad de Estados Independientes, "han declarado que no acordarían adoptar" dichas represalias.

"El número de restricciones de Rusia contra exportaciones ucranianas crece casi cada día. (...) De facto es un veto de importación de productos ucranianos. La situación va de mal en peor", admite la parte europea, que también recuerda las restricciones "ilegales" de Rusia contra productos de la UE, como su veto a la carne de porcino que ha denunciado ante la Organización Mundial del Comercio.

MONOPOLIOS Y SUBSIDIOS

Moscú denuncia que la adopción por Ucrania de la normativa europea sobre competencia y subsidios tendrá un impacto negativo para Rusia porque el aumento de la competencia pondría en riesgo los monopolios en Rusia, mientras que la retirada de los subsidios haría inviables inversiones rusas en Ucrania. La UE insiste en los beneficios de la libre competencia en Ucrania y su repercusión positiva para los propios inversores rusos en su exrepública soviética.

El Gobierno ruso también teme un impacto "negativo" en la supresión de las tarifas aduaneras y topes de cuota para las exportaciones que contempla el acuerdo de libre comercio con Ucrania porque "provocaría algún tipo de desviación comercial". Pero la UE ha rechazado este extremo y ha insistido en que en productos "sensibles" como los vehículos las empresas europeas no podrán exportar al mercado ucraniano sin aranceles hasta un plazo de 15 años, algo que da "una ventaja especial" para sus homólogas rusas.

Igualmente, la UE ha aclarado a Moscú que Ucrania podrá seguir exportando con normalidad componentes y piezas para el sector aeroespacial y militar en Rusia. "No hay ninguna limitación respecto a este tipo de cooperación industrial importante", asegura la parte europea, que también rechaza por ejemplo que Ucrania tenga que adoptar el ancho de tren europeo, algo que provocaría "pérdidas económicas" para Moscú. "No es verdad".

También se ha mostrado abierta a aclarar los certificados de origen que la UE reclamará a los productos ucranianos para controlar las transacciones comerciales. La UE ha prohibido la entrada al mercado comunitario de productos de Crimea, anexionada por Rusia en marzo, que no estén certificados por Kiev y sin cuya certificación no podrán beneficiarse de las ventajas comerciales europeas para las exportaciones ucranianas.

La UE ha instado además a Rusia a clarificar los sectores donde alega que "las diferencias normativas" entre ambos acuerdos comerciales "no son compatibles" y ha dejado claro que Ucrania sólo tendrá que adoptar la normativa europea "en áreas seleccionadas" y no tendrá que adoptar normas "en muchas áreas sensibles para Rusia" como la normativa europea sobre productos químicos Reach. Además, la UE da "mucha flexibilidad de tiempo" para adoptar las normativas por parte de Ucrania, en plazo de tres, cinco e incluso siete años, tiempo "suficiente" para encontrar "soluciones mutuamente aceptables" con Rusia "en el marco de la implementación".

MOSCÚ HA RECHAZADO HASTA AHORA LAS PROPUESTAS DE LA UE

"La parte rusa no ha encontrado aceptable ninguna de las propuestas de la UE", según una fuente de la UE, entre ellas la de crear "un mecanismo de consultación" para identificar problemas de incompatibilidad normativa, que reclamó en primera instancia Moscú.

Para leer más