5 de diciembre de 2020
20 de diciembre de 2007

UE.- La UE elimina el control europeo de importaciones desde EEUU para evitar la entrada del arroz genético LL601

BRUSELAS, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los países de la UE aceptaron hoy la propuesta de la Comisión Europea para eliminar los controles obligatorios en los puertos europeos para evitar la importación desde Estados Unidos de la variante de arroz genéticamente modificado no autorizado LL601, al considerar que los controles que efectúan las autoridades estadounidenses ya son suficientes.

La Comisión Europea informó en un comunicado de que el Comité Permanente de la Cadena Alimentaria y Sanidad Animal aceptó su propuesta para derogar la "medida de urgencia" que acordó la UE en 2006 después de la detección en la cadena comercial en Estados Unidos de un arroz transgénico no autorizado, que entrañaba también el riesgo de que llegaran a la UE dentro de los canales de importación.

Como consecuencia, se decidió que requerir a los importadores de arroz de grano largo desde Estados Unidos un certificado para probar que sus productos están libres de LL601 y se dejó en manos de las autoridades portuarias y aduaneras de los países de la UE determinar si estos certificados eran válidos.

El arroz transgénico LL601 es producido por la compañía Bayer y que no está autorizado en Estados Unidos, donde hay otros tipos que sí están permitidos. Por el contrario, la UE no admite más que el arroz tradicional.

El Comité Permanente revisó hoy estas medidas de control, en las que finalmente también se implicaron las autoridades estadounidenses para verificar el proceso y asegurar que los barcos que parten a la UE están libres de arroz LL601.

La Comisión considera que el certificado y los controles han tenido éxitos, pero teniendo en cuenta "los pasos dados por los productores de Estados Unidos y la implicación oficial de sus autoridades en el muestreo y análisis de los barcos", estima que "las contrapruenas de los inspectores de la UE ya no son necesarias", algo que aceptaron hoy los Estados miembros.

MAÍZ GA21.

Por el contrario, sus representantes en el Comité Permanente no fueron capaces de hallar una mayoría ni a favor ni en contra sobre la propuesta para autorizar la importación a la UE, el procesamiento industrial y el uso en alimentación de un nuevo tipo de maíz genéticamente modificado, GA21.

En ausencia de decisión, la toma de decisión se transfiere a los ministros en el Consejo de la UE, donde, en el caso de que aquí tampoco se llegue a una mayoría ni a favor ni en contra, volverá al Ejecutivo comunitario, que tendrá tres meses para tomar una decisión.

La Comisión propuso permitir la importación del maíz GA21, de Syngenta, y el procesado, así el uso en alimentación en base a "favorables análisis científicos" que aseguran que no supone "riesgo para la salud humana o animal ni para el medio ambiente".