20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 20 de septiembre de 2019

    La UE ve inaceptable el empleo de munición real contra migrantes y pide a Libia medidas para impedirlo

    BRUSELAS, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La Unión Europea ha condenado "con firmeza" la muerte de un joven inmigrante sudanés, tiroteado en Libia horas después de que los guardacostas interceptasen la embarcación en la viajaba tratando de llegar a Europa, y ha instado a las autoridades libias a tomar medidas para garantizar que no se repita un incidente así.

    "Estamos profundamente tristes y condenamos con firmeza la muerte de un hombre joven sudanés que murió por herida de bala tras ser desembarcado en Libia", ha asegurado en rueda de prensa la portavoz del servicio diplomático europeo, Maja Kocijancic, que ha dejado clara la necesidad de que las autoridades libias depuren "responsabilidades".

    El incidente tuvo lugar en la zona de desembarco de Abusitta, en Trípoli, después de que gran parte de los 103 migrantes que acababan de ser devueltos a Libia se negasen a volver a un centro de detención, según un comunicado de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

    Personal de esta organización acudió a la zona después de que les alertasen de que hombres armados habían comenzado a disparar al aire cuando varios de los migrantes intentaron huir de las fuerzas de seguridad. En medio de este caos, un sudanés recibió un impacto de bala en el estómago y murió en una clínica cercana.

    Así, la portavoz comunitaria ha dejado claro que "el empleo de munición real contra civiles vulnerables inermes es inaceptable en cualquier circunstancia". "Y en este contexto pedimos a las autoridades libias una investigación exhaustiva para esclarecer las circunstancias y garantizar que se ponen en marcha para que tales incidentes no se repitan", ha remachado.

    La portavoz ha reiterado la posición de la Unión Europea de que los centros de detención en Libia "hay que cerrarlos" y seguirán "ejerciendo presión" sobre las autoridades libias para avanzar en este objetivo.

    Asimismo, ha puesto en valor la cooperación con el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la OIM para que tengan acceso a los centros de detención en Libia y puedan "proteger y asistir a las personas más vulnerables", para ofrecer el retorno voluntario a sus países o evacuar a las personas que necesitan protección internacional. Y también trabajaran para poder "establecer alternativas a la detención".

    "Seguiremos ejerciendo presión. Hemos dicho de forma muy clara y repetida que las condiciones en estos centros de detención son inaceptables y deben cerrarlos", ha subrayado.

    También ha resaltado los esfuerzos de la Unión para "salvar vidas" en el Mediterráneo y combatir las redes de tráfico humano "en pleno respeto de los estándares internacionales" y entrenar a los guardacostas libios a través de su operación de lucha contra las redes de tráfico humano en el Mediterráneo 'Sophia'. "Una parte importante del entrenamiento es formar en Derechos Humanos y en cómo hacer el trabajo adecuadamente", ha remachado.

    Además, ha dejado claro que cuando aviones de la operación Sophia detectan embarcaciones en situación de naufragio remiten la información al centro de salvamento marítimo "responsable".

    Los ministros del Interior de Malta, Italia, Francia, Alemania y Finlandia, país que ejercer la presidencia semestral de la Unión, se darán cita el lunes en Malta para intentar avanzar en un mecanismo temporal que permita agilizar el desembarco y redistribución de personas rescatadas en el Mediterráneo por las ONG.

    La portavoz del Ejecutivo comunitario, Natasha Bertaud, ha insistido en que se necesitan "soluciones" para que haya "previsibilidad en materia de desembarco tras operaciones de salvamento". "Porque nuestro primer objetivo sigue siendo el salvamento de vidas en el mar", ha remachado.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en Internacional