24 de septiembre de 2019
2 de julio de 2014

Uganda anuncia que Séléka es un "enemigo" tras acusar a la milicia de colaborar con el LRA

KAMPALA/BANGUI, 2 Jul. (Reuters/EP) -

El Ejército de Uganda ha anunciado este martes que la milicia centroafricana Séléka es ahora un "enemigo", tras acusar a los integrantes del grupo de mantener una alianza con el Ejército de Resistencia del Señor (LRA), con el que mantiene un conflicto abierto.

Así, el portavoz del Ejército ugandés, Paddy Ankunda, ha afirmado que "Séléka no ha probado nuestro fuego". "Creo que es importante que lo hagan para que tengan más cuidado". "Sabemos que no tenemos un mandato (para atacar las posiciones de Séléka en RCA), pero dado que están durmiendo con nuestro enemigo, les trataremos como a tal", ha agregado.

En respuesta, el viceportavoz del brazo armado de Séléka, Christian Yuma Narkoyo, ha rechazado las acusaciones de Uganda, que ha tildado de "mentiras". "Si tienen pruebas que las muestren. No tenemos motivos para colaborar con el LRA", ha asegurado.

El intercambio de acusaciones ha llegado apenas un día después de que 18 personas fallecieran en un enfrentamiento registrado en el este de República Centroafricana (RCA) entre milicianos de Séléka y las tropas ugandesas presentes en el país.

Las tropas ugandesas, respaldadas por las Fuerzas Especiales de Estados Unidos, están llevan a cabo operaciones militares en RCA para intentar capturar a los integrantes del LRA, encabezados por Joseph Kony.

Sin embargo, los militares ugandeses se vieron envueltos en un tiroteo con milicianos de Séléka, una situación que destaca la presencia de múltiples grupos armados en el este del país desde hace varios meses.

"Los ugandeses dispararon contra nuestros hombres por error tras confundirles con integrantes del LRA", dijo Eric Massi, un alto cargo de Séléka en la capital de RCA, Bangui.

La milicia Séléka, una coalición de rebeldes de mayoría musulmana del norte del país que se hizo con el poder tras un golpe de Estado en 2013, fue acusada de múltiples abusos de los Derechos Humanos, lo que llevó a parte de la población cristiana a crear las milicias 'anti balaka' para combatir sus excesos.

Los combates también han dejado miles de muertos y más de medio millón de desplazados internos y aproximadamente unas 347.000 personas han tenido que abandonar sus hogares y huir hacia países vecinos como Camerún, Chad, República Democrática del Congo y República del Congo.

Para leer más