23 de septiembre de 2019
24 de febrero de 2008

Ulster.- McGuinnness asegura que "habría matado" a los soldados británicos que tomaron parte en el Domingo Sangriento

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El viceprimer ministro de Irlanda del Norte, Martin McGuinness, aseguró ayer que "habría matado sin dificultad a todos los soldados británicos del Domingo Sangriento" en 1972, si hubiese tenido la oportunidad. McGuinness explicó que sus sentimientos se descontrolaron al ver cómo los soldados paracaidistas disparaban hasta matar a trece personas que se manifestaban por los derechos civiles de los católicos de Londonberry.

McGuinness declaró que la actitud de los republicanos "se endureció considerablemente" después del Domingo Sangriento. Añadió, en declaraciones a Radiotelevisión Irlandesa (RTE por sus sigas en inglés) que "no hay duda de que en las secuelas del Domingo Sangriento hay una renovada determinación de oponerse al Ejército británico y a la Policía norirlandesa", conocida como Royal Ulster Constabulary (RUC), informó la cadena de televisión británica BBC.

El miembro del Partido Democrático Unionista (DUP por sus siglas en inglés) y diputado de la provincia de South Antrim, William McCrea, declaró que los comentarios de McGuinness fueron "indicativos de una persona que intenta sofocar la inquietud entre los republicanos de base". McCrea añadió que "el liderazgo del Sinn Fein está claramente bajo presión por las recientes revelaciones de que el los altos cargos del movimiento republicano fueron acribillados a balazos por agentes del MI5", del servicio de inteligencia de Reino Unido.

McCrea afirmó que el Ejército Revolucionario Irlandés (IRA) estuvo involucrado en "una campaña terrorista cruenta" y que, si no hubiese sido por la intervención de las fuerzas armadas norirlandesas, "habría habido una pérdida mucho mayor de vidas inocentes".