23 de octubre de 2019
15 de septiembre de 2019

La ultraderecha israelí denuncia que el plan de paz de Trump incluye un Estado palestino

Trump podría revelar su propuesta de plan de paz tras las elecciones israelíes del próximo martes

La ultraderecha israelí denuncia que el plan de paz de Trump incluye un Estado palestino
Mapa de la posible repartición de Cisjordania para un acuerdo de paz entre Israel y la Autoridad PalestinaYAMINA

JERUSALÉN, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

La líder de la coalición ultraderechista israelí Yamina, Ayelet Shaked, ha denunciado este domingo el secretismo con el que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está gestionando su propuesta de acuerdo de paz, el Acuerdo del Siglo, y ha destacado que la iniciativa prevé el establecimiento de un Estado palestino y la anexión de parte de las colonias judías de Cisjordania a Israel, pero no todas ellas.

"Sin Yamina en el Gobierno se creará un Estado palestino", ha advertido Shaked. "El primer mimistro (Benjamin Netanyahu) no ha enseñado este mapa en la rueda de prensa" en la que anunció el sábado la futura anexión del valle del Jordán, ha reprochado, según recoge el diario israelí 'The Jerusalem Post'.

"La mayoría del territorio de Judea y Samaria (Cisjordania) sería transferido a la Autoridad Palestina para la creación de un Estado palestino", ha resaltado, aunque no ha querido desvelar de dónde ha sacado el mapa y sus demarcaciones. "Es lo que sabemos por lo que ha dicho el primer ministro", ha argumentado.

En el mapa se ve Cisjordania en negro con el valle del Jordán en gris --con lo que Israel controlaría la frontera con Jordania-- y varias colonias judías en blanco junto a las carreteras que las conectarían por tierra a Israel. Las zonas blancas y grises quedarían bajo soberanía israelí.

"¿Por qué el primer ministro dice que la soberanía será sobre las poblaciones y no sobre el Área C que las rodea?", ha apuntado otro dirigente de Yamina, Naftali Bennett. "¿Por qué nos habla de la zanahoria del plan y no del palo? ¿Por qué Trump accede a retrasar la publicación de su plan hasta justo después de las elecciones?", ha planteado.

Un portavoz de Netanyahu, Yonatan Urich, ha desestimado el mapa por ser una "noticia falsa". El mapa "es incorrecto y no forma parte del Acuerdo del Siglo de Trump (...). No sé por qué Bennet, (el ministro de Transportes, Bezalel) Smotrich y Shaked quieren dañar nuestras relaciones con la Administración Trump para conseguir unos pocos titulares", ha añadido.

"Los ciudadanos de Israel deben decidir el próximo martes a quién quieren mandar a negociar con el presidente Trump: a su amigo el primer ministro Netanyahu, que ha protegido durante ocho años la Tierra de Israel (....) o al (colíder de Azul y Blanco) Yair Lapid, que quiere evacuar a 90.000 colonos y a quien no conoce en Estados Unidos nadie medianamente serio", ha argumentado.

El próximo martes los israelíes votan en unas elecciones generales a las que el Likud, el partido de Netanyahu, llega empatado con el partido Azul y Blanco de Yair Lapid y Benny Gantz, por lo que los últimos días de campaña se han caldeado los ánimos y los cruces de acusaciones.

Cisjordania --incluida Jerusalén Este--, la Franja de Gaza --de la que Israel se retiró en 2005-- y los Altos del Golán fueron ocupados militarmente por Israel en la guerra de 1967, por lo que la construcción de asentamientos y la colonización de estos territorios supone un crimen de guerra desde el punto de vista del Derecho Internacional.

En total en Cisjordania viven unos 531.000 colonos judíos, según datos de 2012, parte en colonias consideradas legales por Israel y parte en asentamientos considerados ilegales incluso por el Gobierno israelí. Las cifras actuales podrían ser superiores.