27 de febrero de 2021
5 de agosto de 2014

UNICEF denuncia la muerte de más de 400 niños en Gaza

Se muestra comprometida a trabajar con los efectos que está causando el conflicto en los menores

GINEBRA, 5 Ago. (Reuters/EP) -

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) denuncia que más de 400 niños han muerto a causa de los ataques israelíes sobre la Franja de Gaza, y una cantidad casi mil veces mayor de ellos están traumatizados, lo que les enfrenta a un futuro "extraordinariamente desalentador", según ha dicho la directora de la institución en Gaza, Pernille Ironside, este martes.

Ironside ha indicado que la reconstrucción de las vidas de estos niños debe formar parte del esfuerzo que se realice para reparar el enclave palestino una vez que los enfrentamientos hayan terminado.

La directora ha preguntado cómo va a afrontar la sociedad los efectos que está causando este enfrentamiento. "¿Cómo esperamos que los padres y tutores cuiden y críen a los niños de una forma positiva y constructiva si ellos mismos apenas funcionan como humanos? La gente ha perdido partes enteras de sus familias de golpe", ha dicho. "Es una herida muy muy muy profunda", ha añadido.

LOS EFECTOS EN LOS NIÑOS

Ironside ha explicado que los niños gazacíes mayores de siete años "ya han vivido varias guerras", siendo esta última peor que las de 2008 a 2012. En este último enfrentamiento y hasta el pasado lunes, el número de niños palestinos fallecidos en ataques israelíes ascendía a 408, lo que supone el 31 por ciento de los civiles muertos. De ellos, el 70 por ciento eran menores de 12 años.

Desde que Israel diera comienzo a la actual operación 'Margen Protector' el pasado 8 de julio, el número de civiles palestinos muertos ha superado los 1.800, mientras que 64 de militares israelíes y tres civiles han muerto.

Además, aunque la escolarización de los niños se ha visto interrumpida por el actual conflicto, anteriormente ya iban a clase en centros improvisados debido a la falta de colegios y afrentaban a un mercado laboral con un desempleo juvenil del 59 por ciento.

Respecto a los conflictos vividos por estos niños, la directora de UNICEF ha dicho que es algo "extraordinario de vivir, y sobrevivir". Ha denunciado el efecto que tiene en los niños el "ser testigo del uso de armas increíblemente dañinas que pueden cortar a la gente con terribles amputaciones y mutilaciones, despedazando personas delante de los ojos de los niños y delante de sus padres, también".

La organización de la ONU estima que 373.000 niños han tenido algún tipo de experiencia traumática y requieren apoyo psico-social, lo que Ironside ha calificado como un "esfuerzo increíble y bastante abrumador" para los equipos de UNICEF que ya están en el terreno, pero con el que "por supuesto que están comprometidos" durante "los meses y años que vaya a requerir".

Además, ha explicado que la situación es peor desde que Israel destruyó la central eléctrica de la Franja de Gaza, ya que dejó inutilizadas las instalaciones de bombeo de agua. "Sólo hay una cantidad limitada de agua potable, que es usada para beber, lo que significa que no hay agua insuficiente para la higiene", ha dicho.

"Vemos a niños salir de los refugios con sarna, piojos y todo tipo de enfermedades", ha indicado y ha añadido que fuera de dichos lugares es "incluso peor". "Mucha gente no tiene acceso a agua durante semanas", ha explicado en referencia a que gazacíes no tengan "acceso a agua limpia que no esté contaminada por aguas residuales", lo que podría llevar a diarrea y la posterior muerte de niños, sobre todo los menores de 5 años.

EL COSTE DE LAS REPARACIONES

La directora ha señalado que el coste que únicamente refugiar a las familias cuyas casas hayan sido destruidas podría ascender a entre 40 y 50 millones en el próximo año y sólo sería una pequeña fracción del coste total de la reconstrucción del lugar.

"Podría estimarse que enfrentamos un gasto de cientos y cientos de millones de dólares", ha dicho, preguntándose quién va a afrontar este gasto. "¿Va a ser la potencia ocupante que lo ha infligido? ¿O va a ser la comunidad internacional quien pague de nuevo la factura?", ha preguntado.

Ironside ha recomendado que ni la comunidad internacional ni los palestinos acepten la reconstrucción de Gaza en los mismos términos que antes, y ha sugerido que se relaje el estricto control que lleva a cabo Israel de los materiales de construcción que entran en Gaza.

"La cantidad de tiempo y recursos solo para coordinar un saco de cemento son sorprendentes, ¿Es esto en lo que los recursos de Naciones Unidas debe centrarse, en la coordinación y aprobación de minucias?", ha preguntado.

Para leer más