21 de octubre de 2019
3 de mayo de 2014

UNICEF despliega recursos para atender a los desplazados por las inundaciones de Afganistán

NUEVA YORK, 3 May. (EUROPA PRESS) -

   El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha realizado ya la primera evaluación de las necesidades de los miles de afectados por las recientes inundaciones y deslizamientos de tierras en la provincia de Badajshán (noreste), que se han cobrado la vida de unas 2.500 personas, y la principal prioridad ha sido fijada en la atención a los desplazados.

   La localidad más afectada es la de Abi-Barak, en el distrito de Argo, donde se espera que se localice a más víctimas del corrimiento de tierras que la sepultó en la mañana del viernes.

   "Personal de UNICEF ha visitado hoy la zona afectada para evaluar la situación, identificar las necesidades más urgentes y movilizar la respuesta para las familias afectadas", ha informado UNICEF en un comunicado.

   La "prioridad más inmediata" es apoyar a las familias que están siendo reubicadas en zonas más seguras con ayuda psicosocial para los niños cuyas vidas se han visto más afectadas ya que han perdido a sus padres, familiares y hogares.

   "Suministrar agua potable y un sistema de saneamiento seguro en las zonas de reubicación también es vital es también una prioridad urgente", ha informado UNICEF. En los próximos días, cuando la evaluación sea más precisa se abordarán también cuestiones como la educativa, la sanitaria o la nutricional.

   Según la evaluación de la ONU, las inundaciones en la región han afectado a unas 10.000 personas que vivían en cinco provincias distintas.