19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 25 de enero de 2009

    Vaticano/EEUU.- El Vaticano lamenta que Obama haya decidido reanudar la financiación estatal a favor del aborto

    ROMA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El Vaticano criticó ayer la "arrogante" decisión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de restaurar la financiación a las clínicas de planificación familiar en el extranjero que realizan abortos o asesoran al respecto, una victoria para los defensores del aborto en una cuestión que se ha convertido en un toma y daca con el cambio de inquilino y partido en la Casa Blanca.

    El monseñor Rino Fisichella, de la Academia Pontificia para la Vida, criticó la "arrogancia" de los que creen que pueden decidir sobre la vida y la muerte una vez que llegan al poder, en referencia a la decisión adoptada por el nuevo presidente estadounidense, quien el pasado viernes levantó este veto que rigió durante los ocho años del gobierno de George W. Bush.

    En una entrevista publicada el sábado por el diario italiano 'Corriere della Sera', el funcionario del Vaticano indicó que esta decisión ha supuesto "una desilusión" para la Santa Sede.

    "Si ésta es una de las primeras decisiones del presidente Obama, tengo que decirlo, con todo respeto, que ya estamos desilusionados", agregó. Otro funcionario de la Academia, monseñor Elio Sgreccia, dijo que se le ha asestado un golpe duro a los católicos de Estados Unidos y a personas en todo el mundo que luchan contra "el sacrificio de los inocentes". La norma era conocida como la 'Política de Ciudad de México' porque fue dada a conocer en una conferencia de la ONU en 1984 en esta ciudad y se convirtió en la piedra angular de las políticas sociales de la Administración conservadora del ex presidente republicano Ronald Reagan.

    El ex presidente Bill Clinton, demócrata, anuló la norma cuando llegó al poder en 1993, y su sucesor, el republicano George W. Bush, la reinstauró en enero de 2001.