19 de enero de 2021
27 de febrero de 2006

Vaticano.- El Papa defiende "la sacralidad" del embrión humano en su mensaje de bienvenida a participantes del congreso

ROMA, 27 Feb. (de la corresponsal de EUROPA PRESS C. Giles) - .

El Papa Benedicto XVI defendió "la sacralidad e inviolabilidad del embrión" al recibir hoy a los participantes del Congreso sobre 'El embrión humano antes de la implantación. Aspectos científicos y consideraciones bioéticas' que se celebra entre hoy y mañana en Roma por iniciativa de la Pontificia Academia de la Vida.

"El Magisterio de la Iglesia ha proclamado constantemente el carácter sagrado e inviolable de cualquier vida humana desde su concepción hasta su fin natural. Este juicio moral vale ya desde los inicios de la vida de un embrión antes de que sea implantado en el seno materno, que lo custodiará durante nueve meses hasta el momento de su nacimiento", aseguró el Papa durante su mensaje de bienvenida a teólogos, filósofos, expertos en bioética y científicos llegados de todo el mundo.

Al respecto también citó algunos pasajes de la Biblia para defender que el "amor de Dios alcanza a cualquier ser humano incluso antes de formarse en el seno materno". "El amor de Dios es igual en el nuevo concebido, el niño, el joven, el hombre maduro o el anciano", insistió.

Asimismo, comentó cómo al inicio del Tercer Milenio siguen abiertas aún las preguntas sobre el origen de la vida, "no tanto sobre el fenómeno físico o fisiológico sino sobre su significado antropológico y metafísico". "Hemos enormemente mejorado nuestros conocimientos e identificado mejor los límites de nuestra ignorancia pero a la inteligencia humana parece que se le hace arduo darse cuenta que en la creación, nos encontramos con la huella del Creador".

El Pontífice pidió entonces a investigadores y estudiosos que "logren no sólo examinar la realidad sino que lleguen a contemplarla de manera que, junto a los descubrimientos, surjan preguntas que descubran ese reflejo del Creador".

Asimismo, Benedicto XVI agradeció a la Pontificia Academia para la Vida por llevar el estudio científico "alrededor de la vida humana y en su relación con la ética y el derecho", al tiempo que comentó que debido a la "urgencia y la importancia de estos problemas fue providencial" la creación por parte de Juan Pablo II de este organismo.

El congreso, que tendrá lugar en el Aula Nueva del Sínodo del Vaticano, será inaugurado por el presidente de la Academia para la Vida, el obispo Elio Sgreccia, y a continuación intervendrá el presidente del Consejo Pontificio para la Pastoral de la Salud, el cardenal Javier Lozano Barragán, que introducirá el tema 'La cultura de la muerte contra la cultura de la vida en las enseñanzas de la Evangelium vitae'.

La Pontificia Academia de Ciencias Sociales, que fue fundada por Juan Pablo II el 1 de enero de 1994, con el Motu Propio 'Socialum Scientiarum', tiene por objetivo estudiar, informar y formar sobre los principales problemas de Biomedicina y de Derecho, relativos a la promoción y a la defensa de la vida, sobre todo en la relación directa que estos tienen con la moral cristiana y las directivas del Magisterio de la Iglesia.