26 de noviembre de 2020
25 de enero de 2007

Vaticano.-El Vaticano elogia la labor evangelizadora de España y pide a los niños españoles que recen por los misioneros

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, el cardenal Iván Días, elogió la labor evangelizadora de España y pidió a los niños españoles sus oraciones por los misioneros, laicos, religiosos y sacerdotes y la participación en las actividades de la Obra de la Santa Infancia.

El cardenal elogió, en una carta dirigida a los niños españoles con motivo de la celebración el próximo domingo, 28 de enero de la Jornada Nacional de la Infancia Misionera bajo el lema 'Ponte en camino... eres misionero', la generosidad de España en la labor evangelizadora de la Iglesia.

"España es un país que siempre ha dado una respuesta generosa a las exigencias de la evangelización. Hoy en día son muchos los sacerdotes, religiosos, y misioneros laicos españoles que dan la vida por Jesús en los territorios de misión. Vuestras oraciones y vuestra participación en las iniciativas de la Obra de la Santa Infancia, contribuirán a sostener su vocación y su misión", invitó el cardenal Días en su misiva.

"Ellos os necesitan", continuó diciendo el cardenal, que explicó que el lema elegido para este año "hace referencia a los infatigables pies de los mensajeros del Evangelio".

El purpurado explicó a los niños que ser misionero es ser apóstol "que anuncia el amor de Dios con el testimonio de su vida y con la sinceridad de su palabra".

El cardenal afirmó que el ejemplo de los misioneros "nos invita a 'salir' de nosotros mismos, nos ayuda a abrir los ojos de nuestro corazón y a escuchar la voz de Dios, nos anima a ir hacia todos aquellos que no conocen o se han olvidado del maravilloso amor de Jesucristo, nuestro hermano, Señor y Salvador".

El prefecto del Dicasterio Misionero recordó que el Papa Benedicto XVI reza todos los días por los niños y niñas del mundo, especialmente por aquellos que son víctimas de la guerra, del hambre y de la violencia. "Me uno a las oraciones del Santo Padre y pido que, con alegría y sin desánimo, también vosotros anunciéis el Evangelio de Jesús a vuestras familias, a vuestros amigos y a todos aquellos que necesitan conocer el gozoso anuncio de la salvación", concluyó.