23 de marzo de 2019
  • Viernes, 22 de Marzo
  • 8 de enero de 2008

    Venezuela/Colombia.- La Conferencia Episcopal Venezolana pide que Bogotá y Caracas se unan para resolver sus diferencias

    CARACAS, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), monseñor Ubaldo Santana, pidió hoy a las autoridades de su país y de colombia que trabajen para resolver el creciente deterioro de las relaciones entre ambos Gobiernos en su discurso de inauguración de la reunión que los prelados sostienen tradicionalmente a comienzos del año.

    El arzobispo de Maracaibo solicitó a las autoridades de ambas naciones "desplegar todos los esfuerzos necesarios para resolver pacíficamente las diferencias y fortalecer las instituciones que le brindan atención integral a las fronteras compartidas".

    Asimismo, Santana criticó la situación en la que se encuentran los habitantes de las zonas limítrofes. "Los vacíos de gobernabilidad, el mal funcionamiento de los servicios públicos, la ausencia de organismos de seguridad y defensa han transformado nuestras fronteras en tierras de nadie, donde operan libremente los grupos irregulares, campean los negocios ilícitos, particularmente el lavado de dinero y el narcotráfico y se cometen impunemente toda clase de tropelías y abusos contra las poblaciones y propiedades", aseguró.

    UNIÓN DE FUERZAS

    En su discurso, Santana solicitó a las autoridades de Caracas y Bogotá asumir que los problemas de la frontera son tan complejos que "no pueden resolverlos solos ni unilateralmente", y por ello abogó por unir esfuerzos, según citó el diario venezolano 'El Universal'.

    A fin de dar ejemplo y tras prometer más apoyo al trabajo que las diócesis fronterizas vienen realizando en el campo de los Derechos Humanos, el presidente de la Conferencia Episcopal anunció que buscará "emprender labores comunes" con sus homólogos del Episcopado neogranadino.

    En declaraciones ofrecidas tras la inauguración de la asamblea, el presidente de la CEV también expresó su respaldo a las gestiones que tanto el presidente colombiano, Álvaro Uribe, como su homólogo venezolano, Hugo Chávez, vienen haciendo en favor de la liberación de las personas secuestradas por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

    Por último, Santana demandó de los grupos irregulares, de los delincuentes y de los narcotraficantes que actúan en la frontera que "abandonen sus actividades tan destructivas y se integren positivamente en sus respectivas sociedades".