2 de diciembre de 2020
8 de abril de 2006

Venezuela.- Seis detenidos en relación con el asesinato el pasado mes de un empresario italiano

CARACAS, 8 Abr. (EP/AP) -

El ministro de Interior de Venezuela, Jesse Chacón, informó hoy de que hay seis detenidos y tres fugitivos en relación con el asesinato de un prominente empresario italiano-venezolano a finales del pasado mes de marzo.

Filippo Sindoni, de 74 años, fue secuestrado el 28 de marzo por dos hombres vestidos de policías en Maracay, a 130 kilómetros al oeste de Caracas. Horas después, la madrugada del 29 de marzo, su cadáver fue encontrado en la localidad de Carora, 370 kilómetros al oeste de la capital.

Nacido en Sicilia, Sindoni vivía hacía más de 50 años en la ciudad de Maracay. Era dueño de numerosas empresas, entre ellas una planta productora de pastas comestibles, la televisora regional TVS de Maracay y tenía el paquete de acciones mayoritario del diario regional 'El Aragüeño de Maracay'. Chacón aseguró que uno de los fugitivos, de nacionalidad colombiana, debía encargarse de "vender" al empresario secuestrado a los paramilitares o guerrilleros de Colombia. El ministro explicó en una rueda de prensa televisada que se trata de "un secuestro atípico", porque no se pidió rescate y no está claro su motivo.

El ministro venezolano sostuvo que las autoridades también manejan la hipótesis de que hubo una motivación económica o que se pretendía desestabilizar el país.

Señaló que uno de los detenidos, Marquez Costa Joao Paulo, de 35 años de edad, es oriundo de Portugal. También participó en el crimen Víctor José Contreras, de 35 años, miembro de la Policía Local de estado Aragua; y el ex policía del estado Carabobo Rafael Lamuño Flores, según el ministro. Se presume que otro fugitivo también podría ser funcionario de seguridad.

Además, también se encuentran detenidos los hermanos Miguel Angel y Carlos Manuel Joao de Jesús, cuñados del ciudadano portugués, de 24 y 26 años de edad, respectivamente; y José Alejandro Pestana, de 23 años de edad, de nacionalidad venezolana.

Chacón relató que los secuestradores, que serían también los autores intelectuales, estuvieron siempre en movimiento viajando hacia el oeste de Venezuela, excepto la primera hora.

Aseguró que Sindoni, un hombre corpulento de más 1,80 metros de estatura, se había resistido al secuestro en todo momento, y que había mordido a uno de los secuestradores. En consecuencia había recibido tres mordiscos en su cuerpo.

El ministro pidió celeridad en el proceso judicial e instó a que el caso "no se nos duerma nuevamente en esa letanía que Venezuela ha significado el proceso judicial". El de Sindoni es el segundo caso de secuestro con posterior asesinato que sacude este país con pocos días de diferencia.

La tarde del martes fueron encontrados con disparos en la cabeza a corta distancia los cuerpos de los hermanos John, de 17 años; Kevin, de 13; y Jason Faddoul, de 12, en el poblado de Yare, a 50 kilómetros al oeste de Caracas.

Con ellos estaba el cadáver de Miguel Ribas, de 30 años, quien conducía el automóvil el 23 de febrero cuando los cuatro se dirigían al colegio y fueron interceptados en un retén de personas vestidas como funcionarios policiales, que los secuestraron.

Además, el fotógrafo Jorge Aguirre, de 58 años de edad y trabajador del diario venezolano 'El Mundo', recibió un disparo cuando cubría una pequeña protesta el miércoles contra los asesinatos de los hermanos, lo que le provocó la muerte pocas horas después.