22 de octubre de 2019
31 de mayo de 2018

Víctimas de una falsa cura para el sida demandan al ex presidente gambiano Yahya Yamé por los daños causados

Víctimas de una falsa cura para el sida demandan al ex presidente gambiano Yahya Yamé por los daños causados
REUTERS / TIKSA NEGERI

DAKAR, 31 May. (Thomson Reuters Foundation/EP) -

Tres víctimas de una falsa cura para el sida promocionada por Yahya Yamé han demandado al ex presidente gambiano por los daños causados, en la primera acción judicial contra el dirigente africano desde que abandonó el poder y huyó al exilio.

Las víctimas han presentado este mismo jueves su demandan ante el Tribunal Supremo de Gambia, ubicado en Banjul, según ha informado la ONG estadounidense AIDS-Free World, que ha ayudado a los demandantes con la recopilación de pruebas.

Ousman Sowe, Lamin Ceesay y Fatou Jatta fueron de los primeros gambianos que se unieron al tratamiento del sida que lanzó el Gobierno de Yamé en 2007. Según su versión, les obligaron a dejar los medicamentos retrovirales y a tomar brebajes caseros. Su salud empeoró y otros pacientes murieron.

Yamé gobernó Gambia con mano de hierro durante más de 20 años. Su mandato, marcado por acusaciones de violaciones de los Derechos Humanos, perdió las elecciones presidenciales de 2016 frente al opositor Adama Barrow y, aunque al principio se negó, finalmente la presión regional le hizo ceder el poder.

Las víctimas han explicado que si no han denunciado antes fue porque tenían miedo a posibles represalias. Públicamente, tanto los médicos como los pacientes declararon que el tratamiento facilitado por el Gobierno estaba funcionando.

La agencia de Naciones Unidas contra el Sida (UNAIS) sostiene que el programa de Yamé socavó los esfuerzos reales por combatir la enfermedad en Gambia.

Más allá de cuestiones médicas, las víctimas aseguran que Yamé aumentó el estigma social sobre los enfermos de sida. Era habitual que en apariciones públicas televisadas les aplicara un ungüento. Después, les fue difícil encontrar trabajo.

"Creo que es mi responsabilidad hacer que Yamé rinda cuentas", ha dicho Sowe, ex profesor universitario. En la misma línea, Ceesay ha hecho énfasis en que el ex presidente "debe pagar por lo que ha hecho". "Queremos enviar el claro mensaje de que la gente que vive con sida es gente como nosotros", ha destacado Kandé.

Las víctimas buscan una compensación económica por los daños causados y una declaración público reconociendo que sus Derechos Humanos fueron violados, ha indicado Saramba Kandeh, de la asociación legal AIDS-Free World.

Yamé será juzgado 'in absentia' porque desde su salida del cargo está exiliado en Guinea Ecuatorial.

Para leer más